Coblenza es una preciosa y turística ciudad conocida por estar rodeada por dos ríos. Es pequeña, con vida y tiene muchas cosas interesantes para ver. Quedé impresionada con su preciso paisaje que combina los ríos con las montañas. Y me encontré con una ciudad muy limpia y cuidada. Por ello te invito a que visites Coblenza con tus niños.

Guárdame en Pinterest.
Coblenza-Alemania-Qué-ver-con-niños-en-un-día

Ubicación-de-Coblenza-Alemania

La ciudad alemana de Coblenza (Koblenz) se encuentra en el estado federado de Renania-Palatinado, al oeste del país. Y con 113.844 habitantes, se convierte en la ciudad más poblada de su estado.

Se encuentra cerca de grandes ciudades como Bonn (86 Km), Colonia (109 Km) o Fráncfort del Meno (124 Km). A unas distancias perfectas para organizar una excursión de un día para conocer Coblenza con los niños.

¿Por qué visitar Coblenza con niños?

El nombre de Coblenza viene del latín y significa “confluencia”, es decir, lugar donde confluyen dos ríos: el Rin y el Mosela. Y ésta es precisamente su característica principal y el mayor atractivo turístico de esta ciudad.

Además, es una de las ciudades más antiguas de Alemania. Por lo que cuenta con una rica historia que se refleja en sus diversas iglesias, palacios, museos y callejones que te invitan a pasear por ellos. Por ello ofrece una amplia oferta de interés turístico tanto para adultos como para los niños.

Coblenza Alemania

En mi excursión de un día por Coblenza con los niños quedé impresionada por esta ciudad, tan diferente a lo que encuentro al este del país. Me recordó a España por la cantidad de oferta turística que tiene, pero a su vez manteniendo la cultura alemana ofreciendo muchos espacios de entretenimiento para los niños.

Desde luego, te recomiendo que conozcas Coblenza con tu familia porque es una ciudad que sé que os encantará a todos.

¿Cómo llegar a Coblenza?

Como es una ciudad que se encuentra en pleno corazón de Europa, tiene muy buena conexión desde cualquier punto y desde cualquier medio de transporte.

Ir en coche

Desde cualquier dirección tienes un buen sistema de carreteras por las que llegarás sin problemas:

  • Desde el norte (Colonia, Bonn): Puedes coger la A61 a Kreuz Koblenz y luego la A48 para salir por Koblenz Nord (B9). O bien puedes ir por la A3 a Dernbacher Dreieck y salir por Koblenz Nord (B9) también.
  • Desde el sur (Mainz): Toma la A61 para salir por Waldesch/Koblenz y luego continua por la B327.
  • Desde el este (Fráncfort): Toma la A3 a Dernbacher Dreieck, luego la A48 y sal por Koblenz Nord (B9).
  • Desde el oeste (Trier): Ve por la A48 y sal por Koblenz Nord (B9).

Yo fui en coche y es bastante fácil de llegar, aunque el problema viene después con el aparcamiento, ya que todo el centro es de pago…

Te recomiendo ir en coche sólo en el caso de que no tengas buena conexión en transporte público desde tu origen, como fue mi caso. Digamos que el coche debe ser tu última opción.

Ir en tren

Coblenza está muy bien conectada en tren por las grandes ciudades de alrededor. Así que seguro que encuentras una buena combinación que te deje en pleno centro. Sólo tienes que bajarte en Koblenz Haupbahnhof.

Ésta es la opción que yo te recomiendo tomar para visitar esta ciudad.

Ir en avión

Para ir en avión a Coblenza debes ir al aeropuerto de Hahn.

Desde allí hay un servicio continuo de autobuses que te lleva desde el aeropuerto hasta la estación de autobuses de Coblenza, en pleno centro de la ciudad.

Qué ver en un día en Coblenza con niños

Ahora que ya sabes dónde está esta interesante ciudad y cómo llegar, te voy a detallar una ruta con puntos interesantes para ver en un día para que puedas disfrutar de Coblenza con los niños.

El centro histórico

El casco antiguo de Coblenza es muy pequeño, sin embargo, te vas a encontrar con varios puntos interesantes y muy concentrados.

Fuente Schängelbrunnen

Lo primero que te vas a encontrar en tu paseo es con una curiosa y traviesa fuente llamada Schängelbrunnen.

Fuente Schängelbrunnen en Coblenza Alemania

¿A qué se debe ese extraño nombre? Todo se remonta a cuando Coblenza pertenecía a Francia. Y en aquella época la mayoría de los niños se llamaban “Jean”.

Pues el nombre actual de la fuente viene de ahí, se debe a la pronunciación que hacen los alemanes de ese nombre francés “Schang“, que con el tiempo acabó derivando en “Schängel“.

¡Cuidado! Si te descuidas este travieso niño te puede escupir agua. Seguro que a tus hijos les hace gracia 😉

La plaza Jesuita

A continuación te vas a encontrar con la plaza Jesuita. Se llama así porque los jesuitas estuvieron congregados allí durante muchos años.

La plaza Jesuita en Coblenza Alemania

El edificio que ves con forma de castillo y torres era la escuela secundaria jesuita. Hoy en día es un edificio del Ayuntamiento de Coblenza.

Y la iglesia que ves, ahora iglesia de la ciudad, fue construida en el año 1617 como iglesia para los jesuitas. Puedes entrar a echarle un vistazo si quieres por dentro.

Görresplatz

Ya lo último que te queda ver del centro es la plaza Görresplatz, donde te llamará la atención su gran fuente, acércate, que verás en ella esculpidas un montón de caras.

Se trata de una fuente con una columna de 10 metros de altura que cuenta la historia de la ciudad de Coblenza. Las diversas caras representan todos los cambios que ha ido sufriendo la ciudad a lo largo de los años, ya que ha pasado mucho de mano en mano.

Fuente de la plaza Görresplatz

Paseo a orillas del río Rin

Tras ver el centro vas a acabar en el río Rin. Allí verás un gran paseo de 3,5 Km que vas a ir recorriendo en busca de nuestro siguiente destino. Pero mientras, observa todo lo que te rodea durante este paseo.

Tip: Para este tipo de excursiones turísticas en familia, les suelo llevar a los niños la bici o patinete porque así se cansan menos, aguantan más caminata y se les hace más ameno el paseo.

Edificio del gobierno prusiano

Durante el paseo te vas a encontrar con el edificio del gobierno prusiano, que fue construido en el año 1906 en un estilo neorrománico. Fíjate porque parece un castillo debido a sus torres y el revestimiento de la fachada, pero no lo es.

Hoy en día es la Sede de la oficina federal de equipamiento, tecnología de la información y uso de la Bunderwehr. Osea, un edificio del gobierno, como todos los bonitos.

Pegelhaus

La casita que ves dando al río es la casa del calibre (Pegelhaus) y se construyó en el siglo XVII. Hoy en día es un restaurante, pero originalmente sirvió como grúa del Rin.

Si te fijas a la derecha de la casa puedes ver aún las marcas de inundaciones ocurridas durante diferentes siglos.

Deutsches Eck

Deutsches Eck en Coblenza Alemania

Desde arriba se aprecia mejor la confluencia entre los dos ríos.

Este es el principal atractivo de la ciudad de Coblenza. En este punto es donde vas a poder ver cómo confluyen los ríos Rin y Mosela. Quédate un rato en la plaza y disfruta de las vistas.

La enorme estatura que ves es el Monumento al Kaiser Wilhelm, a quien quisieron conmemorar al provocar la unificación de Alemania tras tres batallas vencidas.

Monumento al Kaiser Wilhelm en Deutsches Eck Coblenza

En 1945, el monumento se destruyó debido a un bombardeo. Así que lo que ves ahora es una reconstrucción que se finalizó en el año 1993.

Puedes encontrar la cabeza original del Monumento en el Museo Mittelrhein-Museum Koblenz.

Detrás del monumento hay un parque infantil, pero ve preparada con ropa de cambio porque es un parque de agua. Si eres previsora, puedes dejar que los niños jueguen ahí un rato.

Parque de agua en Deutsches Eck

Yo no iba preparada para ir a un parque de agua y tuve que alejar a los niños de allí…

Teleférico de Coblenza

Es un imprescindible que no te puedes perder en tu excursión a Coblenza con niños. Seguro que les gusta tanto el paseo como lo que les espera arriba 😉

Cuesta 11€ para los adultos y 5€ para los niños. Y puedes subir con cochecito de bebé que cabe sin problemas. Te dejo el enlace a la web oficial para que puedas ver los precios actualizados:

Web oficial de turismo de Coblenza

El teleférico te da un paseo sobre el río Rin para cruzar al otro lado donde te espera la fortaleza de Ehrenbreitstein, que es ese castillo que llevas viendo en lo alto de la montaña durante todo el paseo.

Fortaleza de Ehrenbreitstein

La fortaleza de Ehrenbreitstein es la segunda fortaleza más grande de Europa y se construyó entre los años 1817 y 1828.

Fortaleza de Ehrenbreitstein en Coblenza Alemania

Se trata de un edificio barroco que se construyó a partir de un castillo del año 1000. Más tarde fue reconstruido para que formara parte de un sistema militar de Coblenza para proteger el Valle Superior del Medio Rin. Y ahí es cuando se convirtió en la gran fortaleza que podemos ver ahora.

Hoy en día alberga el Museo estatal de Coblenza con exposiciones sobre la historia de la tecnología y arqueología del país o la historia de la fortaleza, entre otras.

Al ir con niños y tener sólo un día para ver la ciudad yo no entré al museo. De hecho, la fortaleza se aprecia mejor desde el Deutsches Eck que desde arriba.

Pero, has subido en teleférico porque allí arriba te esperan un par de cosas interesantes más por ver.

Hay una gran explanada de vegetación con caminos para pasear. Ve andando y a la izquierda te encontrarás con una gran estructura de metal de color bronce.

Mirador en Coblenza Alemania

¡Sube que es gratis! Y desde allí arriba vas a poder disfrutar de las mejores vistas a la ciudad de Coblenza y de la confluencia de los ríos. Puedes ir hasta con cochecito de bebé porque tiene rampa.

Vistas desde el mirador de Coblenza en Alemania

Y al final de la explanada hay un gran parque infantil de escalada donde tus hijos van a pasar un buen rato jugando. Déjalos que jueguen mientras descansas del paseo. El parque es muy grande y con columpios originales, les encantará a tus hijos. Y encima por allí hay aseos gratuitos, por si lo necesitas 😉 que ya sabemos lo difícil que es encontrar un baño gratuito en Alemania.

Parque infantil de escalada

Paseo en barco

Otra actividad que puedes hacer en Coblenza y que gusta a los niños es dar un paseo en barco histórico por los ríos Rin o Mosela.

Yo al final me decanté por subir sólo al teleférico, pero que sepas que otra buena opción es dar un paseo en barco, que seguro que es precioso y entretenido.

El Palacio Electoral

Lástima que me quedé sin tiempo para ver más cosas, porque se me quedó pendiente desviarme un poco para visitar el Palacio Electoral (Kulfürstliches Schloss). Por las fotos veo que tiene unos jardines muy bonitos para pasear y disfrutar del palacio por fuera.

Se trata de uno de los últimos castillos residenciales que se construyeron en Alemania antes de la Revolución Francesa.

El Palacio se construyó entre los años 1777 y 1786 y allí llegaron a vivir el Príncipe heredero de Prusia y más tarde el Emperador Guillermo I.

En el año 1944 este palacio fue destruido hasta los muros exteriores y se reconstruyó en 1950. Hoy en día el Palacio ofrece sus salas para banquetes y reuniones.

Más columpios antes de volver

A la vuelta, puedes hacer una pequeña parada en la calle Zentralplatz, que está en el centro. Allí hay una pequeña zona con unos sencillos columpios en los que los niños se van a entretener.

Zona de columpios en el centro de Coblenza Alemania

Hay dos pequeñas zonas con columpios de este tipo. Mis hijos se entretuvieron bastante aquí.

Yo siempre procuro, en todas las excursiones que hago con los niños, intentar que la última parada antes de volver sea en algún parque o zona de juegos. Así vuelven más relajados 😉

¿Dónde comer en Coblenza?

Siento decirte que no te voy a recomendar ningún restaurante en concreto, ni siquiera la gente que vive allí sabría decirte, porque hay tantísima oferta que cualquiera te vale.

Como es una ciudad turística, los precios no son precisamente baratos, son precios de restaurante.

Lo bueno, es que la mayoría ponen a la vista el menú que ofrecen y la especialidad del día o del restaurante, así como los precios. Tú sólo tienes que ir paseando y viendo el que más te convenza.

Yo lo que suelo hacer es buscar en el menú algún plato que lleve la palabra de la ciudad, en este caso Koblenz, porque así te aseguras de estar pidiendo un plato típico de la zona. Y seguro que aciertas.

Menú de carne de la zona

Éste es el plato que yo me pedí y estaba muy bueno.

Fin de la ruta por Coblenza

La verdad es que me quedé con ganas de explorar más esta ciudad, creo que se merece algún día más para verla y disfrutarla más a fondo. Aunque si no tienes más tiempo, como yo, al menos un día es suficiente para ver lo básico y enamorarte de ella.

Otras ciudades alemanas desconocidas que puedes ir a conocer con los niños son:

Y ahora te toca a ti conocer la ciudad de Coblenza con tus niños, planifica la excursión en familia que estoy segura que os encantará a todos. Y cuando lo hagas, no te olvides de dejarme un comentario contándome qué te ha parecido Coblenza 🙂

Davinia

Mi nombre es Davinia y desde hace unos años vivo en Alemania con mi familia. Me encanta descubrir lugares nuevos y apuntarme a todos los eventos y planes que se realizan en Alemania. Así que ando siempre buscando cosas para hacer con los niños, y los mejores planes te los comparto en el blog para que tu también puedas disfrutarlos con tus hijos.

Descarga el calendario de actividades

You have Successfully Subscribed!