Guarda este post en Pinterest para tenerlo localizado.

Labyrinth-Kindermuseum-Un-museo-para-niños-en-Berlín

En busca de algo entretenido que hacer con los niños por Berlín en un día lluvioso, se me ocurrió que podría buscar algún museo. Uno de los que recomendaban mucho en varios blogs era el museo del laberinto, un museo para niños en Berlín. Sin embargo, no encontré una clara explicación de lo que había allí dentro en ninguno de los blogs. Aún así, decidí probar suerte, al fin y al cabo todo el mundo hablaba bien de él, y fui a pasar allí una tarde con mi hijo de 3 años y mi bebé de 11 meses.

Te voy a adelantar que allí se lo pasaron genial y que más que un museo parece una gran sala de juegos.

Así que te voy a detallar qué es el Labyrinth Kindermuseum de Berlín y todo lo que puedes encontrar dentro. Que sepas de antemano que me parece un lugar perfecto para los niños y que se lo van a pasar muy bien jugando con todo lo que se ofrece en este museo para niños.

¿Qué es el Museo del Laberinto de Berlín?

El Labyrinth Kindermuseum es un museo para niños en Berlín que se fundó en el año 1997 y cuenta con 24 exposiciones interactivas repartidas en dos plantas. Su filosofía se basa en el aprendizaje a partir de la exploración activa: tocar, probar, saltar, preguntar, relajarse,… Ya que cuando los niños hacen cosas activamente es cuando mejor aprenden los contextos y más se enriquecen de ese aprendizaje autónomo.

Labyrinth Kinder museum de Berlín desde la planta de arriba

Sabiendo esto, no esperes juguetes normales, pero tampoco piezas de museo. La sala está dividida en pequeños espacios y cada uno tiene un tipo de juego educativo o creativo, para calmar la curiosidad insaciable de los niños.

Está enfocado a niños con edades entre los 3 y los 11 años (aunque pagan entrada a partir de los 2 años…). Pero puedes ir hasta con bebés, ya que hay espacios con moqueta y hay muchas cosas con las que pueden jugar (aunque no las entiendan, jeje). Mis dos hijos se lo pasaron genial jugando allí.

Para que te hagas una idea del precio, a nosotros nos cobraron 6,50€ la entrada por cabeza. Los adultos y los niños tienen el mismo precio. Y los menores de 2 años entran gratis.

El museo del laberinto ofrece una entrada con descuento a las familias que vayan el jueves o el viernes por la tarde. ¡Aprovéchalo!

Te dejo la web para que veas los precios actualizados:

https://www.labyrinth-kindermuseum.de/de/content/preise

Por si te interesa, también se pueden celebrar dentro cumpleaños, eventos, excursiones con el colegio o guardería, programas para las vacaciones,… En su web encontrarás información sobre estas actividades especiales.

¿Cómo llegar al museo del Laberinto?

El Labyrinth Kindermuseum se encuentra en la siguiente dirección:
In der Fabrik Osloer Strasse
Osloer Strasse 12, 13359 Berlín
Teléfono: 030.8009311-50

Puedes ir en coche directamente a esa dirección, aunque desconozco si es fácil aparcar por la zona o no…

Lo mejor que puedes hacer es usar el transporte público. Desde la estación “Alexanderplatz” son 20 minutos de trayecto y debes coger el U8 en dirección a Wittenau y bajarte en la parada de Pankstrasse y de allí en 5 minutos a pie llegas al museo.

Fachada del Labyrinth Kindermuseum un museo para niños en Berlín

¿Qué hay dentro este museo para niños de Berlín?

Lo primero que debes saber es que dentro no se puede pasar con zapatos de calle, hay que dejarlos todos en la entrada.  Y los cochecitos de bebé también deben quedarse en la entrada, pero no te preocupes, que el museo es pequeño y hay sillas para sentarse y descansar.

Te recomiendo llevarte un doble calcetín o unas zapatillas de casa para estar dentro del museo del laberinto, ya que, aunque en general la temperatura del suelo es aceptable, si que puedes encontrar algunas zonas más frías.

Cuenta con una cafetería, zona con mesas y sillas para que los padres se relajen y unas gradas desde las que puedes ver toda la planta baja y tener semi-controlados a los niños mientras juegan a su aire por todo el recinto que se reparte entre dos plantas abiertas.

Zona de descanso para padres del museo para niños en Berlín

Tipos de juguetes que vas a encontrar en el museo del laberinto de Berlín

Como ya he dicho al principio, los juguetes que hay son educativos y creativos, por lo que son diferentes de los que suelen utilizar para jugar en su día a día. Punto a favor, que ya sabes lo que les gusta a los niños jugar con cosas nuevas 😉

En la planta baja puedes encontrar una zona con piezas de lego, un par de zonas con puzzles, rompecabezas de varios tipos, algún juego de mesa como el memory, un espacio con espejos, otro lleno de disfraces (si ves a niños vestidos raros, es que van disfrazados), otra zona con diferentes texturas en el suelo para pisar y hasta hay una pantalla para hacerte fotos.

Formando puzzles en el museo del laberinto de Berlín

Bebé jugando en el museo del laberinto de Berlín

En la planta alta hay una zona con moqueta en la que puedes dejar a los bebés explorar (aunque yo solté a mi hija por todas partes, el suelo no está sucio ya que no se entra con zapatos de la calle). Allí hay muchos cojines, una zona para escuchar música a través de alcachofas de ducha, libros y letras de madera para jugar.

zona de bebés en el museo del laberinto de Berlín

Y hay más juegos en la planta alta como pizarras, más rompecabezas y puzzles, tablets con juegos, un teatro de marionetas y una super zona para jugar a las cocinitas con la que seguro que has soñado de pequeña.

zona para jugar a la cocinita en el museo del laberinto de Berlín

Además, allí van realizando diferentes talleres a ciertas horas. Cuando yo fui anunciaron un taller para pintar pero mi hijo no estaba interesado. Estos talleres los anuncian al momento por micrófono y quien quiera se va a la zona indicada para participar.

En resumen

Como ves, más que un museo es un espacio de juegos para niños. Así que ir allí con los niños es un acierto seguro, desde muy pequeños van a encontrar allí juegos que les diviertan.

El museo del laberinto es un lugar para pasar la mañana o la tarde, no todo el día. Podrías quedarte el día entero si quieres, pero no hay restaurante, sólo una sencilla cafetería con poca oferta gastronómica. Así que lo mejor es ir un rato para que desfoguen los niños y listo.

Yo creo que te merece la pena ir desde que el niño tiene los 2 años, aunque por supuesto los hermanos menores se lo pasarán pipa también allí.

Mis dos hijos se lo pasaron genial, tanto que mi hijo se tiró meses preguntando que cuándo íbamos a volver allí a jugar. Lástima que vivimos en Cottbus que está a hora y media de Berlín, sino, aprovechaba yo los días de descuento para llevarlos allí a jugar en el largo y aburrido invierno alemán 😉

Por mi parte, te recomiendo este museo para niños donde podrán jugar a juegos educativos y diferentes de los que tienen en casa o en la Kindergarten.

Y para que no te quedes sin ideas de qué hacer durante todo el año en Alemania con tus hijos, SUSCRÍBETE y te regalaré el CALENDARIO ANUAL DE ACTIVIDADES GRATUITAS PARA HACER CON NIÑOS EN ALEMANIA.

Davinia

Mi nombre es Davinia y desde hace unos años vivo en Alemania con mi familia. Me encanta descubrir lugares nuevos y apuntarme a todos los eventos y planes que se realizan en Alemania. Así que ando siempre buscando cosas para hacer con los niños, y los mejores planes te los comparto en el blog para que tu también puedas disfrutarlos con tus hijos.

Descarga el calendario de actividades

You have Successfully Subscribed!