Seleccionar página

Si le preguntas a cualquier alemán que sitúe Cottbus en el mapa, lo más probable es que no tengan ni idea de donde está… así que seguramente sea aún más desconocida para un extranjero. Por ello, te voy a explicar que Cottbus es una pequeña ciudad alemana nada turística, situada entre Berlín y Dresde, y muy pegada a la frontera con Polonia.

La pobre pasa desapercibida entre esas dos grandes ciudades, pero creo que merece la pena desviarse un poco del camino para conocer Cottbus, más que nada, porque al estar libre de turismo, te vas a encontrar una Alemania más real.

Antes de nada te contaré brevemente que el nombre de Cottbus tiene su origen en el Wendisch, llamándose originalmente Kopsebus que significa «hasta el punto donde se cruza el río» (haciendo referencia al río Spree, que es el que atraviesa la ciudad). Actualmente Cottbus sigue contando con una minoría Sorbio-Wendisch, muestra de ello son los numerosos carteles bilingües que puedes ver por toda la ciudad. De hecho, Cottbus es la ciudad bilingüe más grande de toda Alemania.

¿A que ahora sientes curiosidad por conocer Cottbus? Pues lo tienes muy sencillo, ya que existe conexión directa en tren tanto desde Berlín como desde Dresde, por lo que no tiene pérdida, te metes en el tren y te lleva directo a la estación de tren de Cottbus. Desde Berlín se tarda 1 hora y 30 minutos, y desde Dresde te plantas en 1 hora y 45 minutos. Tiempos aceptables para hacer una excursión de un día para conocer esta ciudad.

Por mi parte, te voy a ofrecer una ruta guiada de 1 día para que puedas venir a conocer Cottbus, viendo el máximo de monumentos posibles y acompañado de una breve explicación para que te enteres un poco de la historia de esta ciudad. Ya verás como le vas a sacar partido 😉

Ruta para visitar Cottbus en 1 día

Como Cottbus es pequeña y seguro que vas a venir harta de tren, te voy a proponer un recorrido en el que no vas a necesitar transporte público, lo puedes hacer todo a pie, salvo que estés cansada (de todas formas dentro del precio del billete de tren te incluirá el trasporte público por toda Cottbus, así que tómalo sin miedo si lo ves necesario).

Vamos a suponer que vienes en tren y que te deja en la estación de Cottbus. Ésta tiene dos salidas, la principal y bonita y otra trasera. Pues tienes que salir por la salida trasera 🙂 así te ahorrarás un montón de caminata.

Con este mapa te podrás situar mejor. Lo que te interesa es encontrar Schillerstrasse (señalado en amarillo) para poder comenzar la ruta.

Al salir de la estación por la puerta trasera, tienes que llegar a la calle principal Güterzufuhrstrasse y tirar a la derecha, y en seguida te encontrarás a la izquierda con Schillerstrasse, cruza y comienza la ruta.

Sigue todo recto por Schillerstrasse hasta que te encuentres con el Staatstheater Cottbus o Teatro de Cottbus, y verás un bonito, llamativo y emblématico edificio de la ciudad. Fue construido en el año 1908 por el arquitecto Bernhard Sehring y es el único teatro multigénero de toda Brandenburgo, allí se celebran todo tipo de obras y musicales: ballet, drama, ópera, conciertos,…

En la parte trasera se encuentra la Schillerplatz, es la plaza del teatro con zonas verdes y una gran fuente en el centro. Allí se suelen reunir muchas familias para organizar picnics en primavera y en verano, así que si hace buen tiempo verás mucha vida por allí.

Ahora te vas a dirigir hacia el centro de la ciudad que es donde está el resto de interés turístico (el teatro es lo que está más alejado). Como estás en la plaza del teatro, coge la calle August-Bebel Strasse hacia la derecha. Llegarás a una calle principal Bahnhofstrasse, ve a la izquierda, anda un poco y encontrarás a la derecha el Stadthaus y el Piccolo Theater.

El Stadthaus (oficinas del ayuntamiento) no suele aparecer en las guías turísticas, pero su edificio de ladrillo visto creo que merece una visita. Originalmente se construyó como casa para celebraciones y eventos, durante la Segunda Guerra Mundial se utilizó como hospital militar, más tarde como hospital de prisión, en los años 90 fue sede del Museo de la Naturaleza y el Medio Ambiente y, por último y tras una remodelación, desde 2014 se utiliza como Sede del Ayuntamiento.

Actualmente, en este edificio es donde se suelen celebrar las bodas civiles, (nosotros nos casamos allí). Y en la puerta verás una gran escultura de un cangrejo de río plateada, es la mascota de Cottbus.

Stadthaus

Justo al lado y de color naranja verás el Piccolo Theater, como es de imaginar por su aspecto, su construcción es reciente, del año 2011. Es un teatro donde se llevan a cabo obras dirigidas a niños y adolescentes. En general, en Cottbus, hay mucha cultura de ir al teatro, por ello hay muchísimos teatros repartidos por la ciudad, aunque los más grandes y conocidos son el Staatstheater Cottbus y el Piccolo Theater.

Piccolo Theater

Ahora tienes que ir detrás del Stadthaus y coger la calle Stadtpromenade. Verás un edificio que tienes que atravesar por abajo y a la derecha encontrarás un centro comercial, el Blechen Carré, puedes echarle un vistazo si quieres, pero no tiene nada del otro mundo, verás sobre todo tiendas alemanas.

Si pasas de largo el centro comercial verás las vías del tranvía y el muro. Cruza las vías y sigue todo recto que te voy a llevar a la calle principal, la Spremberger Strasse. No te preocupes por el muro, que luego lo vas a recorrer entero 🙂

Ya estás en pleno centro, y lo primero que te vas a encontrar es la Sinagoga. En 1419 se construyó como la Iglesia de Santa Catalina, pero fue destruida varias veces por incendios, finalmente en 1714 se reconstruyó. Aún así, en el año 2003 la iglesia se renovó por completo, por dentro y por fuera. Y en el 2014 la Asociación Nacional de la Comunidad Judía adquirió la iglesia para usarla como sinagoga por la comunidad judía de Cottbus.

Sinagoga

Si miras a la derecha vas a ver una torre, es la Spremberger Turm. Esta torre se construyó en el siglo XIII formando parte de la puerta sur de la ciudad. Tiene una altura total de 31 metros y si subes podrás disfrutar de unas vistas a todo el casco antiguo de Cottbus. Te costará sólo 2€, pero creo que merece la pena subir para ver la ciudad desde arriba.

Como ves no parece una torre muy alta, pero Cottbus es tan llana que se ve la ciudad entera desde ahí arriba. La Torre se encuentra al inicio de la calle principal, Spremberger Strasse.
Estas son algunas de las vistas que tendrás si subes a la Torre.

Ahora recorre la calle principal, la Spremberger Strasse, hasta el final. Verás que no es una típica calle comercial con las tiendas de siempre, aquí hay más negocios locales o nacionales.

Al final te vas a encontrar con una gran plaza, es el Altmarkt, la plaza central del casco antiguo de Cottbus. Ahí es donde se suelen organizar muchas de las fiestas y eventos de Cottbus. ¡Fíjate en lo coloridos que son los edificios de alrededor!

En verano la plaza se llena de terrazas para comer y tomar algo.

Ahora toma la Berliner Strasse hacia la izquierda hasta encontrar el Rathaus (ayuntamiento). Ahora mira el suelo, estás en «Weg des Ruhms» (paseo de la fama). Se trata de más de 50 placas conmemorativas por las medallas olímpicas ganadas por los atletas de Cottbus.

Vuelve al Altmarkt y toma la calle Wendenstrasse hasta el final hasta encontrar el Klosterkirche.

La Klosterkirche es una iglesia que perteneció a un antiguo monasterio del siglo XII-XIV, está ubicada justo en la muralla y si bordeas la iglesia podrás ver como aún se conserva el patio del monasterio.

En este patio es donde se realiza el tradicional teatro por la fiesta de Sankt Martin.

Ahora estás en el lugar perfecto para hacer una pausa para comer. Si te has fijado, el Altmarkt está lleno de restaurantes de todos los países, pero si quieres comer comida típica alemana (osea, patatas) te recomiendo uno de los mejores restaurantes de la ciudad, que es el Kartoffelkiste. Puedes encontrarlo en la calle Spremberger Strasse 37. Realmente están muy buenos los platos y cuenta con un rincón para que jueguen los niños 😉

Y si te apetece un helado, donde están más buenos y son más baratos es en la heladería Da Capo. La encontrarás en la calle Marktstrasse 14 (en el Altmarkt).

Después de esta pausa, continuamos con la visita. Partimos del Altmarkt. Ve hacia la derecha siguiendo la calle Sandower Strasse y verás nuestro siguiente destino, la iglesia Oberkirche St. Nikolai.

La Oberkirche St. Nikolai es una iglesia de estilo gótico que se construyó en el siglo XIV. Y se cree que alrededor de esta iglesia se formó el primer asentamiento urbano, y por lo tanto, el primer mercado de la ciudad.

Si sigues la misma calle recta, por Gerichtsstrasse, encontrarás un castillo, o lo que queda de él (más bien una torre) llamado el Schlossberg. Se trata de una fortificación originalmente eslava. A partir del año 1199 se asienta allí el Señor de Cottbus. En el año 1600 un incendio destruyó el castillo, y lo reconstruyeron. En 1857 se vuelve a quemar el castillo y, se ve que andaban un poco hartos ya del tema, que en 1876 reconstruyeron sólo la torre. Y en 1877 construyeron el edificio que ves al lado, que es del tribunal de distrito, en el lugar donde años atrás estuvo el castillo.

Si quieres puedes acercarte, pero a la torre no se puede subir y desde su base poco se ve… Pero no te preocupes que luego te llevo por otra zona desde la que verás mejor este conjunto.

Esto es lo que vas a ver si te acercas al Schlossberg.

Ahora cruza la plaza Gerichtsplatz, ve hacia el río y en seguida verás los siguientes puntos de interés turístico.

Primero vas a encontrar la Elektrizitätswerk (central eléctrica). Antiguamente en esa zona había molinos, pero se quemaron en un gran incendio en el año 1882, visto el panorama, 4 años más tarde decidieron aprovechar esa energía hidráulica para generar electricidad, de manera que se pudiera crear en la ciudad una red de tranvías. Finalmente, el primero se puso en marcha en el año 1903. Lástima que a partir de los años 60 dejó de funcionar al crearse las nuevas centrales eléctricas en áreas cercanas.

Justo al lado verás el Wilhelmsmühle (molino de Wilhelm). Se construyó en tres fases. En el año 1836 se construyó el Walkemühle donde se trabajaba la tela, llegándose a convertir en el primer y más grande molino de la ciudad. A partir de 1856 se transformó en el Mahlmühle, un molino de llenado al que le pusieron el nombre de Wilhelmsmühle en honor a su propietario Wilhelm. En el año 1876 se construyó al lado un molino de aceite y más tarde se añadió otra parte extra para oficinas. Hasta 1941 el molino estuvo en funcionamiento hasta que en 1952 se convirtió en un jardín de infancia. Finalmente, en 2003 se reformó y se ha quedado como museo, el Brandenburgisches Landesmuseum für moderne Kunst.

En frente vas a ver unas casitas, son las Weissgerberhäuser. Datan alrededor del año 1720 y son las casas más antiguas de todo Cottbus. Actualmente son de propiedad privada y no se pueden visitar por dentro.

Vamos a entrar en el Goethepark y lo primero que vas a ver a la derecha es un lago, allí es fácil ver nadando patos y nutrias. Y el parque suele estar habitado por muchas ardillas. Pasea un poco por allí, asómate a ver el río y toma el primer puente de la izquierda que vamos a seguir con la ruta.

En invierno, cuando bajan mucho las temperaturas, se hiela este lago y se convierte en una estupenda pista de patinaje sobre hielo donde las familias vienen a divertirse.

Tras cruzar el puente dirígete recto tomando la calle Goethestrasse. Y sigue la calle recta hasta el final. A la izquierda vas a ir viendo la «montaña» sobre la que se construyó el Schlossberg que habíamos visto antes. Pues bordéalo porque desde aquí es donde vas a tener las mejores vistas.

En la montaña hay caminos por los que puedes pasear.

Además, mientras bordeas la montaña, encontrarás un pozo, el Tuchmacherbrunnen, que data del año 1938 y representa el surgimiento de la tela: esquilado de ovejas, hilado, tejido,… Acércate y lo verás.

A partir de ahora vamos a emprender el camino de vuelta siguiendo el muro de Cottbus. Para ello toma la calle Münzstrasse y enseguida vas a llegar al parque Puschkinpromenade.

Aunque antes de pasar al parque fíjate en esa torre que está en el muro, es la Münzturm y se trata de la torre más antigua de toda la ciudad.

Ahora ya puedes atravesar la muralla medieval de la ciudad o Mittelalterliche Stadtmauer y dirigirte hacia el parque Puschkinpromenade.

Ve recorriendo entero el Puschkinpromenade, hasta el final. Puedes hacerlo pegado al muro o por el camino más alejado. Te recomiendo que vayas por el paseo más alejado, verás igualmente el muro (además ten en cuenta que el muro no es completo, sólo hay en algunas zonas, así que mejor disfruta de un paseo por el parque). Al final te encontrarás con otro centro comercial, el Spree Galerie, que tampoco tiene nada del otro mundo…

También vas a ver al final del parque el Japanischer Teehäuschen (casita del té japonés). Se trata de una donación que hicieron en el año 1900 los ciudadanos de Cottbus con alto poder adquisitivo, queriendo representar la belleza que existe en otras partes del mundo más allá de la muralla.

Aún queda más muro, así que continúa bordeándolo, esta vez por la calle Friedrich-Ebert-Strasse, hacia la izquierda. Y te vas a encontrar a der Cottbuser Postkutscher (el Cottbusero). Desde hace más de 150 años es la imagen de Cottbus llevando su trabalenguas al mundo entero: «Der Cottbuser Postkutscher putzt den Cottbuser Postkutschkasten».

Con suerte te podrás cruzar con el «verdadero» Cottbusero, ya que hacen visitas guiadas por la ciudad con el Cottbusero de guía.

Ya sólo te queda seguir paseando por el parque que hay al lado del muro de Cottbus hasta aparecer de nuevo en el centro comercial Blechen Carré, que es donde acaba el muro y, por lo tanto, donde termina este tour turístico 🙂

Ahora ya puedes volver a la estación de tren por el mismo camino que hiciste al llegar y poner rumbo a casa o al hotel.

¿Qué te ha parecido el tour? ¿Conocías esta ciudad alemana? Te leo en los comentarios 🙂

You have Successfully Subscribed!