Seleccionar página

En España tenemos la seguridad social y sabemos lo que cubre y lo que no, pero claro, cuando vas a otro país, te das cuenta de que el tema del seguro médico funciona de otra manera, y por ende, las cosas que cubre también son diferentes.

Durante mi embarazo en Alemania vi que había cosas que cubría un país y no el otro y viceversa. Y ahí es cuando me he dado cuenta de que el funcionamiento del seguro médico en Alemania es diferente y, por lo tanto, cubre diferentes pruebas.

De echo, hoy te voy a contar 3 cosas que cubre tu seguro médico alemán cuando eres madre y que seguro que no sepas, porque el seguro español no lo cubre.

3 cosas que cubre tu seguro médico alemán cuando eres madre

No esperes que te avise de esto tu seguro médico, yo me he ido enterando de las cosas sobre la marcha, porque me lo cuentan amigos o porque alguien ha mencionado algo por casualidad y, a partir de ahí, ya me he puesto yo a investigar.

Así que para ahorrarte un poco de tiempo de investigación, te voy a contar qué cosas me ha cubierto mi seguro médico para que sepas que tienes esas opciones en el caso de necesitarlas 😉

1. Parto en casa

Siempre he tenido claro que mis partos iban a ser en casa. Así que mis dos niños han nacido en casa, uno en España y la otra en Alemania. En España, como es alegal, pues tuve que pagar su elevado precio (y aún así me salió barato para los precios que se estilan por España), sin embargo en Alemania tienen otra mentalidad y el parto en casa me lo cubrió por completo el seguro médico.

En Alemania ofrecen a las madres tres opciones para parir, pueden decidir hacerlo en un hospital, en una casa de partos o en casa, y todo está cubierto por el seguro médico.

Yo decidí buscar una Hebamme para parir en casa y tuve que pagarle por sus servicios, pero me dio un papel para que se lo entregara a la Krankenkasse y me pagaran ese coste que yo había adelantado. Y así fue, tras nacer la niña, recibí una pago de mi Krankenkasse por el total de lo que me costó la Hebamme, por lo que finalmente no me costó nada el parto en casa en Alemania.

2. Haushalthilfe durante el postparto

Esta es la mejor ayuda que he podido recibir de mi Krankenkasse, pero no se la dan a cualquiera, estoy segura que recibí esta ayuda por ser extranjera y con la familia viviendo lejos.

La Haushalthilfe es una ayuda con la casa, la comida, la compra, los niños,… lo que necesites. Básicamente es una mujer que va a tu casa y te hace las tareas que no puedes hacer por tener a un recién nacido que necesita pasar todo el tiempo con su mamá.

Mi Krankenkasse me pagó durante toda la cuarentena a una mujer que acudía 3 horas al día para ayudarme con la casa. Gracias a ella mi casa ha lucido limpia mientras me recuperaba del parto y me hacía a la nueva vida de cuatro.

Lo malo de esta ayuda es que es muy difícil de conseguir, ya que es súper difícil encontrar una empresa de limpieza. Y además, a mi el seguro me lo cubrió porque era mi segunda hija, el mayor estaba a mi cargo (no iba a la Kindergarten), mi marido tenía que trabajar a jornada completa y al ser extranjeros no tenemos la ayuda de familiares. Te van a pedir muchos requisitos, aunque tampoco los comprueban ni te piden papeles extra para demostrar nada…

Para conseguir esta ayuda sólo tienes que pedirle el formulario a tu Krankenkasse y pedirle a tu Hebamme o ginecólogo que te lo firme. Y cuando haya nacido el bebé, se entrega el formulario relleno a la Krankenkasse y ya te dirán si te conceden la ayuda o no.

3. Clases de recuperación del suelo pélvico

Esto fue otra sorpresa para mi. Mi Hebamme me contó que el seguro cubre 10 horas de clases para recuperar el suelo pélvico (Rückbildung) entre las 6 semanas y los 9 meses después del parto.

Lo mejor es que las clases están organizadas para que puedas acudir con tu bebé, ya que colocan un colchón en el centro para poner a los bebés, y las mamás nos situamos frente a ellos. Yo además iba con el mayor, y se quedaba en una sala contigua con juguetes.

Una vez que acudes a tus 10 horas, si crees que necesitas más, puedes acudir a tu ginecólogo, pedirle que te valore y si te firma una receta le puedes preguntar a tu Krankenkasse si te cubriría más clases. Yo no he pedido más porque me encuentro bastante bien, pero que sepas que tienes esa opción extra.

Y hasta aquí la información que tengo 🙂

Me resulta complicado enterarme de las cosas que cubre el seguro médico en Alemania, aunque ya me he dado cuenta de que la clave está en preguntar. Si ves que necesitas algo, primero pregunta a algún amigo o compañero alemán sobre si el seguro lo cubre o no, también le puedes preguntar al propio médico o directamente a tu Krankenkasse y ya te dirán si lo cubre o no.

Yo te animo a que aproveches estos recursos si te encuentras en la misma situación, son cosas a las que tienes derecho ya que para eso pagas tu seguro médico. Te aviso que algunas cosas son complicadas de conseguir, pero si insistes, lo consigues.

Si sabes de algo más que cubre el seguro médico, cuéntamelo en los comentarios, así nos beneficiamos todos 🙂