Seleccionar página

Personalmente, en general, la cocina alemana no me parece que esté muy allá. Acostumbrada a la gastronomía española, no encuentro buena la forma de cocinar alemana, prueba de ello es la dificultad para encontrar un restaurante de comida alemana en Alemania. Aunque no todo es tan malo, con el tiempo he ido encontrando platos alemanes que merecen la pena probar e incluso aprender a cocinar, como es el caso de las Bratkartoffeln.

Bratkartoffeln es un plato de patatas que se toma tanto de plato único como de acompañamiento y se asemejan a nuestras patatas a lo pobre, pero ya verás que no es lo mismo.

Están muy buenas y siempre que las veo en un restaurante me las pido, así que el otro día empecé a buscar recetas por internet y probé a hacerlas en casa. Como imaginarás, me salieron riquísimas, así que voy a compartir contigo la receta para que puedas degustar este plano alemán desde cualquier parte del mundo 🙂

Receta de Bratkartoffeln

Es un plato muy sencillo de hacer y con unos ingredientes muy básicos.

Ingredientes:

Como plato único para cuatro personas necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 kg de patatas
  • 1 cebolla grande
  • Mantequilla, aceite de girasol o de oliva (si le quieres dar un toque español)
  • 50 gr de panceta o bacon en taquitos. Y si quieres darle más toque español puedes añadir además jamón serrano en taquitos.
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Preparación:

En una olla pon a cocer las patatas con piel en agua con sal durante 20 minutos. Cuando termine el tiempo, enfríalas rápidamente para que no se sigan cociendo y pélalas (se pelan bastante fácil).

Ahora córtalas en rodajas gordas y resérvalas, que vamos a seguir con otra cosa.

Este es el grosor que deben tener las rodajas de patata.

En una sartén pon un poco de mantequilla o aceite y fríe la panceta. Yo usé aceite de oliva. Cuando esté crujiente, sácala y resérvala sobre un papel de cocina para que suelte el aceite.

Cuanto más pequeños sean los taquitos de bacon, mejor.

Ahora es momento de freír las patatas en la misma sartén donde has frito el bacon. Coloca las rodajas de patatas en la sartén de manera que no se pisen unas a otras y salpiméntalas. Ahora te va a tocar freírlas por las dos caras hasta que las veas doradas. Y cuando estén de color marroncito claro las sacas y las dejas reposar en un plato.

Con paciencia ve friendo las patatas por tandas.
Este es el color dorado que te indica que están listas las patatas.

Cuando termines de freír las patatas pasamos al siguiente paso.

En la misma sartén fríe ahora la cebolla picada. Y cuando se ponga dorada añade el bacon que teníamos reservado y los taquitos de jamón serrano (si quieres añadirlos). Remueve para que se mezcle todo bien.

Ahora añade las patatas a la sartén y mézclalo bien para que queden todos los sabores integrados. Da unas cuantas vueltas más al fuego y tendrás lista la comida.

Ya lo tenemos todo integrado en la sartén.

Normalmente, cuando vas a comer Bratkartoffeln como plato único se suele acompañar de un huevo frito. Nosotros nos lo preparamos así. Pero realmente te sirven de acompañamiento de cualquier comida, ya que al fin y al cabo, son patatas fritas 🙂

Guten Appetit!

Como ves es muy fácil de hacer, quizás lo más entretenido sea freír las patatas por tandas, aunque realmente no tardan mucho en dorarse. Todo dependerá del tamaño de tu sartén y de la cantidad de patatas que quieras cocinar 😉

Lo que más me sorprendió al probar mi propia receta de Bratkartoffeln fue encontrar exactamente el mismo sabor que recordaba al haberlas comido en los buenos restaurantes. Así que le doy un 10 a la receta por ser fiel al sabor original.

Pruébalas y cuéntame qué te parecen 🙂

You have Successfully Subscribed!