No se si a ti te ocurre lo mismo, pero cuando voy de vacaciones a algún lugar nuevo, siempre busco como loca esos sitios que tanto se ven por las redes sociales y los blogs. Me gusta ver en directo todo aquello que ya he visto muchas veces en pantalla. ¿Te pasa lo mismo?

Así que cuando estoy planificando mis viajes, lo que hago es una lista con esas zonas que quiero visitar, voy buscando por la red las recomendaciones y me las apunto para ir. Suelen ser los típicos lugares turísticos ya que, entiendo que es lo mejor que ofrece cada ciudad.

Si quieres ver lo mejor de lo mejor de Tenerife, te he preparado una lista con los lugares más turísticos de esta isla, aquellos que son visita obligada y que no te puedes perder en tu viaje a Tenerife.

Los 7 lugares más turísticos de Tenerife

Te voy a presentar una lista de los must que debes ver en tu viaje a Tenerife. Es turístico, si, pero es lo que le da personalidad a la isla, son lugares particulares que seguramente no encuentres en otro sitio, por lo que, para aprovechar bien tu viaje y conocer lo mejor de Tenerife, no te debes perder estos 7 lugares.

1. Roque Cinchado

Creo que este es el más conocido y el que mejor representa a Tenerife, no es sólo subir al Teide y hacerte una foto con el volcán de fondo desde cualquier parte. No, es buscar esa roca en concreto y hacerte la foto ahí con el Teide de fondo.

Por si no sabes de qué te hablo, te diré que es la imagen del billete de 1000 pesetas, ¿a que ahora si te suena más? Pues Roque Cinchado es el nombre de esta peculiar y famosa roca del Teide y la encontrarás dentro del parque nacional del Teide (que es patrimonio de la humanidad). Se formó por varias capas de material volcánico, lo que la hace distinta al resto de rocas de los alrededores.

En general, toda la zona del Teide es digna de ver, me encantó el paisaje rocoso tan diferente a lo que había visto hasta el momento. No te preocupes, que no sólo vas a subir a buscar esa formación rocosa, vas a disfrutar de todo lo que te brinda el Teide en sus alrededores. Allí tienes entretenimiento para pasar el día entero.

2. Cartel de Santa Cruz de Tenerife

La capital de la isla no puede faltar en tu itinerario de viaje. Si vas en coche, la entrada es bastante fea, pero no te desanimes, en cuanto te metas a callejear por el centro verás que no es tan fea, tiene sus rincones bonitos. A mi lo que más me gustó de allí fue el Mercado de Nuestra Señora de África, es precioso por dentro y tiene mucha variedad de productos y puestos, hasta hay una zona infantil para que jueguen los niños.

Recórrete la ciudad entera, pero no te vayas sin encontrar el mítico cartel de Santa Cruz, lo vas a encontrar en la Plaza de España. El contraste de la Fuente de la Plaza de España con las montañas rocosas al fondo queda muy bonito, y las letras le dan el toque moderno. Allí al lado hay un parque con columpios y el centro está muy cerca, puedes pedirte un helado o lo que quieras para tomar y comértelo en la plaza al solecito.

3. Lago Martiánez

El lago Martiánez es un complejo de piscinas artificiales con agua de mar que se encuentra en Puerto de la Cruz, forma uno de los complejos turísticos más famosos y visitados en Tenerife.

Ocupa una superficie de 33.000 metros cuadrados que se le ha ganado al mar, y cuenta con zonas de solarium, piscinas de adultos e infantiles, playas artificiales, exóticos jardines y restaurantes.

Tal ha sido el éxito de este complejo turístico que ha sido declarado Bien de Interés Cultural.E

Como es de esperar, un complejo así no es gratuito. La entrada ronda los 5,50€ y por ese precio podrás disfrutar durante todo el día de la tranquilidad y exclusividad del Lago Martiánez.

Lo encontrarás en la Avenida de Colón, en Puerto de la Cruz, y si no quieres entrar dentro, no te preocupes, que desde fuera podrás ver buena parte de este precioso complejo turístico.

4. Tensei Tenmoku

Tensei Tenmoku (puerta sin puerta) es una icónica gran puerta blanca que forma otra de las imágenes típicas del viaje a Tenerife. Está en Garachico, un pueblo que realmente merece ser visitado entero.

De todo lo que ofrece el pueblo, lo más llamativo y típico es este famoso monumento, es muy sencillo y básico pero desde ahí tendrás unas magníficas vistas al resto del pueblo. También podrás disfrutar de la paz que siempre transmite el sonido del mar, aunque ande un poco bravo. Así que ve a verlo sin prisas, es más, puedes comprarte un helado y comértelo tranquilamente por allí, que se está muy a gusto.

5. Acantilados de Los Gigantes

Tenerife es puro acantilado, las playas escasean porque es tan montañosa que sobre el mar directamente caen los acantilados, forma parte de la belleza de la naturaleza de la isla. Uno de los acantilados más conocidos y turísticos es el del pueblo Los Gigantes, y por ello se merece una visita.

Un buen lugar para disfrutar de estos acantilados, es desde la pequeña playa de los Guíos. Allí verás los acantilados adentrándose en el mar formando una postal preciosa.

Además, otra parte curiosa del pueblo es que los acantilados no impiden la construcción urbanística, y verás como hay fases de viviendas empotradas en la roca. Increíble que hayan podido acoplarlas ahí.

6. El Drago milenario

El Drago es un árbol típico que se encuentra en Tenerife, si te paseas por cualquier ciudad del norte, seguramente que te encuentres con varios. Pero hay uno que es el más conocido y que recibe la visita de todos los turistas, y es el drago milenario.

Se encuentra en un pueblo llamado Icod de los Vinos, al norte de la isla. Está en el Parque del Drago, cuya entrada creo que rondaba los 5€… peeeero, no hace falta que pagues una entrada para ver este árbol tan famoso. Desde la propia oficina de turismo te van a recomendar que vayas a la parroquia de San Marcos, que desde allí al lado se ve perfectamente el drago milenario y gratis.

7. Piscinas naturales de Tenerife

En esta última recomendación de lugares turísticos que visitar en Tenerife, no te voy a decir ninguna piscina natural en concreto, porque hay muchísimas alrededor de la isla, tantas que ni siquiera yo las he visto todas. Así que puedes ir en busca de las que quieras, tal y como yo hice.

Las piscinas naturales son piscinas de agua salada proveniente de mar que se acumula en las formaciones de rocas que hay cerca del agua. Cuando el clima acompaña, hasta te puedes bañar en ellas.

Fue uno de mis imprescindibles en mi viaje a Tenerife y busqué varias que visitar. De las que vi, la que más me gustó fue la que hay en Los Gigantes, aunque la de Garachico también tenía muy buena pinta. Hay muchas por la isla y si mantienes los ojos abiertos seguro que encuentras alguna en otra ciudad y sin buscarla 😉

Piscina natural de Los Gigantes.
Piscina natural de Garachico.

Y hasta aquí mis recomendaciones turísticas para visitar en Tenerife. Si te pasas por todas estas zonas, verás lo mejor que te ofrece esta isla canaria.

¿Añadirías algún punto de interés turístico imprescindible más a esta lista?