Sankt Martin: Así se celebra en Alemania

Sankt Martin: Así se celebra en Alemania

Con la llegada del otoño y el acortamiento de los días, estaba deseando que llegara noviembre para volver a celebrar la fiesta de San Martín aquí en Alemania. El año pasado fue la primera vez que la vi y me encantó tanto que este año la esperaba impaciente 🙂 Si es que el invierno alemán también tiene su alegría y su gracia.

¿Qué es Sankt Martin?

Se trata de una fiesta religiosa que se celebra en noviembre en Alemania, es sólo un día y está dirigida a los niños, aunque si te lo montas bien puedes ir a varias de ellas, ya que en cada barrio se suele organizar una y muchas de ellas no coinciden en el mismo día (otras si), eso he hecho yo este año y a lo tonto lo he celebrado cuatro veces, jajaja.

Lo más emblemático de esta fiesta es el paseo que se da al caer la noche llevando las Laternen o farolillos mientras se sigue a San Martín a caballo para iluminarle el camino. Y por si no lo sabes y resumiendo muchísimo, San Martín era un soldado que partió su capa en dos para darle una mitad a un mendigo que tenía frío, la otra mitad se la quedó para devolverla al ejército, aunque milagrosamente, al llegar, Dios se la había repuesto de nuevo y pudo entregarla entera y librarse de la bronca. Tras esto, dejó el ejército y se metió a cura. Por ello, se le sigue rememorando hasta el día de hoy.

Laternen de Sankt Martin
Estas son las Laternen o farolillos que llevan los niños durante esta fiesta.

Sabiendo esto, voy a contarte en qué consiste el Martinsfest aquí en Alemania, que al haber ido a tantas ya este año me han quedado bien claro los elementos indispensables que nunca fallan en esta festividad.

¿Cómo se celebra Sankt Martin en Alemania?

Como la gracia de la fiesta es el paseo iluminando las calles con las Laternen, pues la fiesta tiene lugar siempre por la tarde. Normalmente comienza a las 17:00, hora a la que en noviembre ya es totalmente de noche por estas tierras.

Primero nos reuniremos todos en el punto de encuentro, ya sea en la iglesia o el centro donde se haya organizado. Y lo que se hace durante esa reunión es contar la historia de Sankt Martin y cantar canciones relacionadas con Sankt Martin y las Laternen, que hay varias. La historia siempre se cuenta adaptada a los más pequeños y las canciones son totalmente infantiles. Porque recordemos que, aunque es una fiesta religiosa, va dirigida a los niños.

Cantando canciones de Laternen

 

Misa de Sankt Martin

Tras rememorar las andanzas de San Martin viene la gracia de la fiesta, que es el paseo con las Laternen. Si el presupuesto lo permite, seguiremos a un Sankt Martin a caballo real, pero vaya, o vas justo pegado a él, o casi que ni lo ves, porque es de noche y los farolillos no alumbran tanto como para que se vea. El paseo suele ser dar la vuelta a la redonda, nada rebuscado y se vuelve después al punto de origen a continuar con la fiesta.

Aquí los verdaderos protagonistas son los farolillos, y lo ideal es hacerlo casero. Por el paseo se ve de todo, pero los más bonitos son los hechos en casa, no por el diseño en sí, sino porque son los que dan más variedad al paseo, son los más diferentes y le dan más gracia al día. Yo me voy fijando bien en ellos para coger ideas para el año que viene hacerlo en casa 😉 Y además, hay dos maneras de dar luz a ese farolillos, con una falsa vela eléctrica que es lo que hace la mayoría o con una vela de verdad como hacen los valientes, jajaja. Los que llevan una vela de verdad son los que mejor iluminan el camino.

Laterne gato
Esta es nuestra primera Laterne, la hicimos en un taller. Venía la plantilla y sólo tuvimos que montarla, se puede decir que es medio hecha medio comprada.

Tras el paseo, la fiesta acaba con un gran fuego. Y lo que nunca va a faltas es que te ofrezcan el dulce típico de Sankt Martin. Aunque si te digo la verdad, aún no me queda claro cuál es el dulce típico porque en cada fiesta me han ofrecido un dulce diferente… pero en teoría, hay un dulce típico de estas fechas. A ver si el año que viene me entero mejor.

Y si se estiran un poco los organizadores puede que te encuentres hasta el Abendbrot o la cena. Una barra libre de bebidas y salchichas, y el dulce que ha sobrado. Porque sí, aquí no hay agoniosos que cogen más de lo que necesitan, y aún dando cosas gratis siempre sobra, hay para todos porque la gente lo valora y toma sólo lo que le apetece y nunca de más, así que no hace falta ir a empujones para coger un trozo de bollo.

Después de todo esto, se hace un poco de vida social alrededor del fuego (recordamos que es otoño, hace frío y se agradece bastante el calor del fuego) y a medida que se va cansando la gente pues va tirando para casa. Pero en general, no se suele alargar mucho más de las 18:00 – 18:30 de la tarde.

Fuego Martinsfest
A veces también se acompaña el calor del fuego con banda de música en directo.

Este día hay que vivirlo en persona y creo que es una fiesta que sólo se conoce cuando vives en Alemania, no está extendida como para que la conozca el turismo, aunque yo la recomendaría, y más aún siendo temporada baja. Además, como todo transcurre de noche, es muy difícil de captar en vídeos y en fotos, así que no queda otra que venir a Alemania y ver con tus propios ojos este día tradicional.

Como dato extra, te diré que el día de Sankt Martin, se hará mucha fiesta y todo eso pero no es día festivo, es lectivo y hay que trabajar. Si se organiza Sankt Martin entre semana lo tienen algo complicado los trabajadores, pero seguro que durante el fin de semana se organiza esta fiesta en algún lugar también. De hecho, yo he ido a tres entre semana y uno en fin de semana.

¿Has estado alguna vez en una fiesta de Sankt Martin alemana? Cuéntame cómo ha sido 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *