Embarazada en Alemania: pruebas médicas del tercer trimestre

Embarazada en Alemania: Pruebas médicas del tercer trimestre

Y al fin llegamos al tercer y último trimestre de embarazo donde las visitas médicas han sido mucho más numerosas que en los trimestres anteriores. Puedes leer las revisiones médicas que se hacen en el primer trimestre de embarazo y en el segundo trimestre de embarazo, para estar al tanto antes de leer las revisiones por las que vas a pasar en el tercer trimestre de embarazo en Alemania.

Pruebas médicas en el tercer trimestre de embarazo en Alemania

Voy a contarte qué pruebas médicas me han hecho en cada cita al ginecólogo durante el último trimestre de embarazo.

Primera cita ginecológica

Lo primero que me han hecho es pasar a correas, esto va a ser algo que se va a repetir en todas las citas del tercer trimestre. A partir de ahora en cada visita me tocará media hora de monitores para medir las contracciones y el latido del corazón del feto. Pero en esta ocasión sólo han monitorizado las contracciones (que no tengo) porque si me van a hacer una ecografía pues no miran el latido del corazón del feto durante las correas.

Luego me han hecho el chequeo rutinario de peso y tensión arterial. Me han vuelto a sacar una muestra de sangre (solo 1 tubo) y pedido una muestra de orina.

Por último, he pasado con la ginecóloga que me ha hecho el examen ginecológico de siempre y una ecografía abdominal para comprobar que todo sigue bien. Básicamente lo que ha hecho es medir al feto y comprobar que las medidas siguen la media. Ya me ha dicho que parece que viene pequeña, pero que viéndome y comparándolo con el niño, que le parece normal, así que va todo en orden.

Para acabar me ha dado cita para dentro de sólo 3 semanas, porque cuando nos vamos acercando al final del embarazo, las citas se van acortando.

Segunda cita ginecológica

Esta cita la ha llevado a cabo otra ginecóloga que tiene una maquinaria más específica para poder realizar la ecografía de la evolución del feto. En esta ocasión hemos solicitado otra clínica diferente para probar otra especialista que no se tan borde como la anterior. Aunque, al igual que en la otra clínica, en esta nos han hecho esperar 2 horas, empiezo a sospechar que dan las citas a voleo y que todas dan por hecho que hay que esperarse un ratazo…

Primero me han hecho rellenar y firmar unos papeles, sobre mi historia clínica (se hace siempre que vas por primera vez a un médico nuevo). Aunque parece ser que lo que más les importa es la firma, porque les he dicho que algunas cosas no las entendía y me han dicho que da igual, que sólo quieren la firma, así que a saber lo que he firmado…

Después de la larga espera, por fin me han hecho la ecografía del tercer trimestre. La ginecóloga ha comprobado rápidamente que todo es correcto, nunca había visto a nadie manejar el ecógrafo tan rápido. Nos ha dado los resultados y para casa. Al final hemos estado 2 horas esperando para 30 minutos de ecografía…

Ahhh y no nos hemos llevado ni foto ni nada, que para no variar, la cobran a 2€ pero es que no nos ha preguntado si queríamos o no, ni nada, claro, tenía prisa con tanto retraso que llevan. Además, nosotros ya estábamos hartos de tanta espera y deseando irnos, que ya se nos pasaba la hora de comer. No nos habremos llevado foto, pero si que hemos podido grabar de extranjis un vídeo xD ¡Ala, más barato!

El precio de esta ecografía la cubre el seguro médico, por lo que no me han cobrado nada.

Tercera cita ginecológica

Hoy me ha tocado una cita puramente rutinaria, osea, media hora de correas, medir la tensión, peso, prueba de orina y exploración vaginal. Y como todo sigue en orden, pues para casa y hasta la próxima cita.

Cuarta cita ginecológica

Como ya va siendo costumbre, comienzo con media hora de correas para controlar las contracciones (que sigo sin tener) y el latido del corazón del feto, mientras Naím merodea por allí en busca de algo con lo que entretenerse. Muchas veces las mediciones salen regular, pero como saben que me llevo al niño y no hay otra forma de conseguir más tranquilidad, pues no le dan importancia salvo que aparezca algo muy fuera de lo normal.

Nuevamente me pesan, me miden la tensión, entrego la prueba de orina que saco allí mismo y en esta ocasión tocaba nueva muestra de sangre, 2 tubos más que se llevan. Creo que me están sacando más sangre durante este embarazo que en toda mi vida.

Por último, he pasado con la ginecóloga para que me haga la exploración vaginal rutinaria y por lo visto, hoy me ha hecho una ecografía abdominal para controlar que todo sigue correctamente. Realmente nunca sé cuando me van a hacer una ecografía o no, me llevo la sorpresa al momento.

Y como todo va sobre ruedas, pues me cita para dentro de sólo dos semanas.

Quinta cita ginecológica

Comenzamos con la revisión rutinaria que incluye: media hora de correas, tensión arterial, peso y prueba de orina.

Después he pasado con la ginecóloga para que me haga la exploración ginecológica y me ha sacado también muestras para hacerme la prueba del estreptococo, que por cierto, es de pago y cuesta unos 25€.

También me ha dicho la ginecóloga que debo pedir cita con el hospital en el que deseo parir para visitarlo y “apuntarme” y para ello me ha dado una receta.

Sala de correas embarazo

Ya hemos llegado a la semana 36, a partir de ahora las revisiones ginecológicas son cada semana, y siempre se hace el mismo control rutinario, así que no voy a detallarte las citas una a una porque se hace lo mismo todas las semanas, que es: media hora de correas, peso y tensión arterial. Eso no falta nunca.

Vamos a tener citas semanales hasta que nazca el bebé o hasta que lleguemos a nuestra fecha prevista de parto.

Si te pasas de la fecha prevista de parto (como ha sido mi caso), vas a tener que acudir al ginecólogo cada dos días, aunque toque fin de semana o festivo para que te controlen, ahora lo que toca cada dos días es media hora de correas y exploración vaginal. Si la clínica está cerrada, ese seguimiento te lo podrá hacer tu Hebamme o puedes ir al hospital, en mi caso me ha controlado mi Hebamme o matrona en casa.

Y llegados a este punto sólo queda esperar la llegada del bebé 🙂 En Alemania se lleva a cabo un mayor control del embarazo, sobretodo al final del mismo, para asegurarse de que todo esté en orden.

Una vez pasados todos los controles del embarazo toca disfrutar del recién nacido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *