El invierno en Alemania

Invierno en Alemania

Pues ya está casi acabada la última estación que me quedaba por vivir en Alemania, ya puedo decir que llevo un año viviendo en este país y que el invierno está finiquitado. Ya ha terminado la estación más dura, fría y oscura, al menos eso es lo que yo tenía entendido, pero mejor te cuento qué me he encontrado durante mi primer invierno en Alemania.

Clima

Para mi sorpresa este invierno no ha sido nada duro, la verdad es que me lo esperaba mucho más frío, y es que en Cottbus las temperaturas han oscilado entre los 0º y los 10º durante todo el invierno, unas temperaturas aceptables y nada extremas.

También te voy a decir que a finales de febrero entró una ola de frío que duró unos 10 días que nos bajó las temperaturas hasta los -10º, ahí si que ya se notaba la rasca, no lo voy a negar, aunque para contrarrestar este frío el tiempo nos ha regalado un cielo despejado y soleado, por lo que la sensación térmica no era tan desagradable.

De hecho, con estas temperaturas me he quedado con las ganas de disfrutar de la nieve, verla, la he visto, pero en todo el invierno las veces que ha nevado se pueden contar con los dedos de una mano y encima no duraba en la calle más de 1 ó 2 días. Ha caído tan poca cosa que las tiendas se han quedado con un montón de trineos sin vender.

Jardín nevado
Esto es lo más nevado que ha llegado a estar la ciudad.

Lo que sí he podido ver por primera vez en mi vida ha sido un lago helado, cortesía de la ola de frío 😛 El lago de un parque que suele estar habitado por nutrias y patos se congeló por completo, hasta tal punto que pude ver a familias enteras disfrutando de él con sus patines de hielo y trineos (algún uso le han podido dar las familias que llegaron a comprar uno). Esto nunca lo había visto y me ha encantado, ya sólo me falta que pruebe a patinar un día sobre hielo en alguno de ellos 🙂

Lago helado

En cuanto a las lluvias, pues se ha mantenido con su chispeo habitual, todas las semanas siempre cae algo, excepto en febrero, que ha sido el mes más seco, ni una gota, este mes nos ha dado una tregua con el agua. Nunca había estado tanto tiempo sin lluvia aquí en Alemania.

Horas de luz

Una cosa que me ha parecido chocante es el aumento de las horas de luz, sí, ya sabía que a partir del 21 de diciembre se iban aumentando las horas de luz día a día, pero choca que en los meses más fríos precisamente es cuando empieces a gozar de más horas de luz. Por un lado te van entrando ganas de salir más, pero por otro sigue haciendo fresco…

A finales del invierno ya hemos conseguido que siga siendo de día tras el ferienabend (17:00, hora a la que normalmente se sale de trabajar), y eso ya me parece bastante luz después de varios meses de oscuridad. Por no hablar de las mañanas, cuando toca levantarse ya es completamente de día, así que a pesar del frío se va con un poco de mejor humor al trabajo.

Este aumento de las horas de luz, que en Alemania va que vuelan, hace que la gente vaya teniendo ya más ganas de la primavera, están deseando todos que llegue. Y, aunque en general las calles han seguido vacías, a medida que la luz le ha ido ganando terreno a la noche los parque se van volviendo, poco a poco, a llenar de niños. Y es que la verdad, la noche no invitaba mucho a salir a la calle, pero la luz está devolviendo la vida a este país pese al frío.

Fiestas propias del invierno

Durante el invierno no han tenido lugar grandes eventos. El mercado de navidad prácticamente acaba cuando empieza el invierno, así que, aunque parezca lo típico, no entra en esta estación. Los únicos eventos que recuerdo que han tenido lugar durante el invierno han sido:

San Silvestre

Se celebra el 31 de diciembre y es el equivalente a nuestra nochevieja, pero con unas costumbres totalmente diferentes. Se suele hacer una cena en familia o de amigos y a las 24:00, para celebrar la entrada de año nuevo, lo que se hace es tirar petardos, pero no petarditos pequeños, no, la que se arma es exagerado, en mi vida había escuchado tanto petardo junto, eso parecía la guerra.

Eso sí, los niños se van a la cama a la hora de siempre, la cena prontito y a casa, no existe la obligación de estar despierto esperando la llegada del nuevo año. A los niños pequeños no los suelen sacar a tirar petardos a esas horas tan tardías, los tiran antes, durante la cena.

Carnaval

¿Sabes que Alemania también tiene fama de celebrar un buen carnaval? La ciudad más famosa para ello es Colonia, pero el carnaval se celebra en todo el país en febrero. Así que pude ver cómo celebraban el súper carnaval alemán en Cottbus, mi ciudad y no es el concepto de carnaval que conocemos.

Bueno, pues,… el concepto de fiesta en Alemania es diferente al de España, no tiene nada que ver con los carnavales de allí, lo comparo con el de Cádiz y son totalmente diferentes, ¿cuál es mejor? Depende del gusto o interés de cada uno.

Lo que más me ha llamado la atención del carnaval alemán es que las carrozas tiran caramelos y todo tipo de dulces y regalos, es lo más típico. Y choca el hecho de que las carrozas no sean temáticas, y muchos ni iban disfrazados. Quizás veo que el carnaval alemán es más familiar que el español.

carnaval de cottbus
Aquí puedes ver una “carroza” de carnaval alemán y el ambientazo de mi ciudad.

Y esto es todo lo que he vivido durante el invierno alemán. Dicen que este año y el anterior no han sido normales, que han sido más cálidos de lo que suelen ser habitualmente, pero también es verdad que vivo en una de las ciudades con mejor clima de toda Alemania, así que quien sabe, esto es lo que me he encontrado este año y no me ha parecido un invierno terrible ni duro. Lo que si digo es que para venir de Andalucía, creo que es mejor adaptarse al clima poco a poco 😛 si tiene que venir un invierno duro, que lo haga más adelante, jeje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *