El carnaval de Cottbus: así es una cabalgata de carnaval alemán

El carnaval de Cottbus: así es una cabalgata de carnaval alemán

Hace poco más de un año, estuve de viaje en Colonia, y me encontré de lleno con una gran fiesta, era 11 de noviembre y se celebraba la apertura del carnaval. Se armó una buena en el centro de la ciudad, no se podía ni andar de la cantidad de gente que había, todos disfrazados y bebiendo desde las 11 de la mañana.

alemanes disfrazados de cerveza

Ahora en febrero, es cuando se celebra oficialmente el carnaval en Alemania y tengo entendido que Colonia es la reina de estas fiestas. No he viajado hasta allí para ver lo que montan, me he quedado en mi ciudad, en Cottbus, y con lo que he visto me hago una idea de cómo se celebra el carnaval en Alemania. Así que te voy a contar lo que organizaron en Cottbus para carnaval.

El carnaval de Cottbus

Creo que lo único en lo que se parecen el carnaval alemán con el español es en que es un día para disfrazarse, por lo demás, las costumbres y festejos me han parecido totalmente diferentes.

El carnaval de Cottbus ha tenido lugar el 11 de febrero, sólo un día, con una cabalgata que empezaba a la 13:11 de la tarde, osea que básicamente aquí el carnaval ha durado una tarde, en comparación con la semana de fiesta que nos tiramos en España.

La fiesta iba acompañada por una gran cabalgata que recorría una avenida principal. La cabalgata en sí es bastante diferente a las españolas, me ha llamado la atención la ausencia de carrozas temáticas, eran remolques con gente dentro, unos disfrazados y otros no, pero no se veía ninguna temática en común. Y los que no iban en carrozas, si que estaban disfrazados, pero su ritmo dejaba mucho que desear, y eso que con el frío lo habrían agradecido.

Carroza carnaval de cottbus

 

Carroza del carnaval de cottbus

La música acompañaba toda la cabalgata, eso sí, a un volumen más bajo que en España. Y entre el público se veían más bien pocos disfraces, así que me da que Cottbus no es una ciudad muy carnavalera.

Lo que me pareció más divertido y curioso es que tiraban caramelos, como en nuestras cabalgatas de reyes magos, pero no sólo caramelos, sino que me he encontrado con bombones, chocolatinas, palomitas, paquetes de patatas, peluches, pequeños juguetes, calendarios, botellitas de licor, vasos de cerveza e incluso ¡pepinillos en vinagre! Eso si, la gente no se da tantas tortas por los premios gordos, se respeta a quien le haya caído.

Caramelos de la cabalgata de carnaval
Esto es todo lo que pillamos de la cabalgata de carnaval 🙂

Además, a lo largo de la calle por la que pasaba la cabalgata montaron un montón de puestos de comida, y sobre todo, de bebidas, así que para cuando acabó la cabalgata la gente iba ya pasadilla de rosca, y eso que serían sólo las 4 de la tarde… Pero es que aquí las horas de sueño se respetan más, no son tan trasnochadores como los españoles, y prefieren emborracharse a lo largo de la tarde.

Al final del trayecto hay un descampado donde montaron una zona con una gran carpa cerrada, para aislar del frío, y allí dentro tenían montada una especie de discoteca para todas las edades con sus barras para pedir bebidas y la música para marcarse un bailoteo. Pero es un concepto de discoteca diferente, allí había gente de todas las edades bailando, aunque la mayoría prefiere estar sentado bebiendo.

Alrededor de la carpa-discoteca, montaron algunos puestos de comida y de tómbolas propios de una feria, pero no destacaban. La fiesta más bien se montó alrededor de los puestos de bebidas.

Tómbola de carnaval
Esta parte estaba vacía porque la gente prefería quedarse bebiendo en los puestos de bebidas.

Y básicamente eso es lo que me encontré en la tarde de carnaval, una cabalgata seguida de una tarde llena de alcohol, así es como pasan el carnaval los alemanes.

La verdad es que esperaba ver más disfraces (aunque reconozco que he sido la primera en ir sin disfrazar), es difícil encontrar un disfraz currado, supongo que un una ciudad más grande se verá más variedad, pero en Cottbus poca cosa, la gente va a la fiesta, a beber.

La verdad es que para ir con los niños la cabalgata está bien, no por ser temática ni original (que no lo era) sino porque me ha gustado la variedad de “regalos o dulces” que han tirado. Tampoco había mucha aglomeración de gente y creo que ha sido la primera cabalgata que he podido ver en condiciones, sin cabezas delante, sin codazos ni empujones, y la he podido disfrutar sin problemas.

Y una vez que ha terminado el pasacalles, se han puesto los servicios de limpieza a recoger y limpiar toda la calle, ya que debía quedar impoluta porque al día siguiente era lunes (no festivo) y tenía que estar todo listo para volver a la rutina. De hecho, el lunes no quedaba ni rastro de nada.

¿Cómo se celebra el carnaval en tu ciudad?

3 comentarios sobre “El carnaval de Cottbus: así es una cabalgata de carnaval alemán

  1. ¡¡PEPINILLOS EN VINAGRE!! jajaja.

    En Colombia, en las fiestas de Negros y Blancos, también había una cabalgata en la que tiraban gran variedad de cosas: patatas fritas, caramelos, regalitos… y ¡¡SALCHICHAS!!
    Me encantan estas particularidades.

    Muy interesante. 🙂

    1. Pues si, tiene su gracia que repartan cosas originales. Pero es que ofrecer los pepinillos a pelo, sin envase, ni servilleta ni nada, tal cual ya me pareció subrealista xD Al menos sirve para contar una anécdota o curiosidad diferente, jajaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *