Cómo abrigarse para no pasar frío en invierno en Alemania

Cómo abrigarse para no pasar frío en invierno en Alemania

Ya estamos de lleno en el invierno alemán, aunque aún queda por delante febrero que es el mes más frío, ya nos podemos ir haciendo una idea de cómo van a ir rondando las temperaturas en esta temporada. Por suerte, este año, al menos en Cottbus, no está siendo muy frío, rara vez baja de 0º la temperatura (por el momento), está haciendo el mismo clima que en el norte de España, pero viniendo de Andalucía, pues la diferencia de temperatura se nota.

Cuando llegó el otoño mi amiga alemana me advirtió que de cara al invierno debía hacerme con unas buenas botas y un buen abrigo porque lo iba a necesitar. Miedo me dio, pero le hice caso, me he hecho con un kit completo para salir a la calle en invierno y no pasar frío.

Y en este artículo te voy a contar cómo me abrigo para no pasar frío en Alemania aún cuando me toca estar quieta en la calle durante algunas horas viendo cómo se divierte el niño y, ya de paso, también te voy a contar la ropa de abrigo que llevan los niños alemanes durante esta época, que me ha resultado peculiar.

Ropa de abrigo de invierno para adultos

Haciendo caso de los consejos de mi amiga, me he comprado para el invierno un abrigo bueno y unas botas de invierno, y son los que siempre me acompañan, pero además he completado mi look de invierno con otro complemento imprescindible. Mejor te lo detallo por partes:

En los pies suelo llevar las botas de invierno impermeables, esto es muy importante porque chispea a menudo o nieva y la calle suele estar mojada casi siempre. Las botas me las compré en Deichmann y pregunté por unas específicas para el invierno, para la nieve e impermeables. Al final tengo unas botas calentitas e impermeables que hacen que no se me enfríen los pies. Y si hace mucho frío (cerca de los 0º ó menos) me pongo además unos calcetines gorditos, si no, pues unos normales van bien.

Davinia y Naím Rumbo a la Libertad abrigados
Con nuestras galas de invierno para dar un paseo.

En las piernas siempre llevo unos leggins térmicos, no salgo de casa sin ellos, y ya encima los pantalones que sean. Y si no estuviera embarazada, créeme que me habría hecho con un pantalón de nieve para los días más fríos. Pero con los leggins térmicos no paso nada de frío en las piernas, han sido un gran descubrimiento para mí y se han convertido en mi complemento imprescindible para este invierno. Pero tienen que ser térmicos, de pelito calentito, nada de leotardos normales.

Por arriba la verdad es que sólo llevo una camiseta normal de manga larga y la sudadera. No soy muy fan del look cebolla, y no me gusta llevar muchas capas, pero supongo que depende de cada una, si pasas frío, pues añades más camisetas o incluso te puedes hacer con una camiseta interior térmica. En mi caso, como el abrigo que me compré es muy abrigado, pues no necesito llevar capas extra de ropa. El abrigo de invierno lo compré de segunda mano en Mamikreisel porque necesitaba uno especial de embarazo y económico.

No olvides salir a la calle con los guantes puedes tener unos normales y unos extra calentitos para los días más fríos, e incluso guantes de nieve por si te toca jugar en la nieve con los niños. Como no está haciendo mucho frío la mayoría de los días voy bien con unos sencillos guantes de lana.

También necesitarás una bufanda, yo no salgo a la calle sin ella. Y los días más fríos vas a agradecer también un gorro de lana que te tape las orejas. Además, recomiendo tener un abrigo con capucha, porque como ya he dicho la mayoría de los días chispea y con la capucha tienes suficiente para no mojarte. Cuando me compré el abrigo no caí en ese detalle y me toca ir cargando con la capucha de otro abrigo a todas partes.

Davinia Rumbo a la Libertad abrigada
Gorro, guantes y bufanda para los días más fríos.

Y con este kit de invierno es con el que salgo a la calle de paseo sin pasar frío, para mí la clave de todo son los leggins térmicos, el buen abrigo y las botas. Son mis 3 imprescindibles para salir a la calle en invierno y no pasar frío.

Ropa de abrigo de invierno para niños

En el caso de la ropa de invierno para los niños, me he encontrado con prendas totalmente diferentes a lo que se acostumbra a ver en España, básicamente los niños pasan el invierno “plastificados” en trajes de nieve e impermeables. Pero a parte de eso, te voy a detallar cómo abrigan en Alemania a los niños para salir en invierno:

Todos los niños alemanes salen a la calle con unos trajes de lluvia o de nieve, para los más pequeños es un traje completo (un mono) y para los mayores encuentras el pantalón de tirantes por un lado y el abrigo por otro. Pero siempre verás a los niños por la calle con trajes que en España sólo vemos en las estaciones de esquí.

Al llegar el frío y ver cómo sacan a los niños en la calle, me hice con unos trajes de esos para Naím. Él tiene el traje de lluvia y otro de nieve. Cuando hace más frío le pongo el de nieve y si está mojada la calle o llueve pero no hace tanto frío le pongo el de lluvia. Rara es la vez que sale a la calle con un pantalón normal y un abrigo, normalmente va enfundado en uno de esos dos trajes para que vaya calentito y no se moje. Yo le he comprado ambos trajes en promociones del Lidl o Aldi, que son los más baratos y se ven de buena calidad, y para unos meses que lo va a usar, pues vienen genial.

Naím con traje de lluvia
Enfundado en su traje de lluvia.

Otro complemento que vas a ver que llevan todos los niños es el gorro, no le falta a ninguno, es más, si llevas a tu niño sin gorro te van a preguntar por la calle preocupados si se le ha caído al niño o se le ha perdido, aquí es impensable que salga un niño sin gorro a la calle. Y también llevan sus guantes y su bufanda, claro.

Debajo de los trajes de invierno suelen llevar todos unos leotardos y el body o camiseta más la sudadera. Me llamó la atención ver que el look de estar en casa de los niños es leotardos y body, porque encima les colocan el pantalón de invierno y a la calle. Tampoco les ponen muchas más capas, sólo los leotardos y un par de camisetas o camiseta y sudadera, porque el traje de invierno ya les abriga bastante.

Y para los pies, pues lo mismo que los adultos, unas buenas botas de invierno. El problema es que aunque le compres unas botas calentitas de invierno e impermeables, lo más probable es que no aguanten las profundidades de los charcos… así que si ves el suelo muy mojado, a lo mejor tienes que buscar unas específicas de lluvia que quizás no sean tan calientes o no transpirarán, pero no queda otra. Yo los zapatos a Naím se los compro también en Deichmann.

Con este equipamiento propio de ir a la nieve es como se viste a los niños a diario para salir a la calle, lo importante es que no pasen frío y que puedan jugar tranquilamente en la calle durante horas y sin importar si los columpios están mojados.

Naím con traje de nieve
Para los días más fríos mejor salir con el traje de nieve, que es más abrigado.

Yo desde luego estoy consiguiendo disfrutar de las vacías calles invernales alemanas con esta ropa, ni el niño ni yo pasamos frío y así aprovechamos las mañanas para salir que es cuando más luz hay, que después por la tarde oscurece muy pronto y no apetece tanto salir.

Eso si, con tanta ropa se hace un poco desagradable entrar en cualquier comercio porque ponen la calefacción bastante alta, te sobra toda la ropa y te faltan manos para llevarla toda. Hace tanto calor dentro que a la salida agradeces el golpe de frescor… En fin, costumbres de aquí. Así que antes de abrigarte mucho piensa si vas a pasar la mayor parte del tiempo en el exterior o en interiores 😉

¿Tienes algún truco para no pasar frío en invierno?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *