Embarazada en Alemania: pruebas médicas del segundo trimestre

Ya he terminado el segundo trimestre de embarazo, y con él han quedado atrás todas las revisiones médicas, que no son pocas. En un artículo anterior ya te conté qué pruebas médicas se hacían en Alemania en el primer trimestre de embarazo y hoy te voy a contar todas las revisiones por las que vas a tener que pasar en el segundo trimestre de embarazo.

Pruebas médicas del segundo trimestre de embarazo en Alemania

Te voy a contar cuántas citas he tenido en total y qué pruebas se hacen en cada una de ellas.

Primera cita ginecológica

La primera visita de este trimestre ha sido corta, corta en cuanto a pruebas, porque en espera me han tenido el ratazo habitual (es lo que tiene que se tomen vacaciones y falte personal), la hora y pico parece que no me la quita nadie.

Primero pasé con la enfermera que se encargó de pesarme, medirme la tensión y sacarme sangre (han caído 3 tubos). Y también me pidieron la prueba de orina habitual. Deduzco que en cada revisión me va a tocar dar muestra de sangre y orina.

Después de eso, pasé con la ginecóloga que me preguntó si iba todo bien y me hizo la ecografía vaginal en la que comprueba que hay latido, mide al feto y poco más, comprueba lo básico y que todo vaya bien. Al final me mandó suplementos de hierro y magnesio, supongo que en una de las múltiples extracciones de sangre le dieron esos valores bajos… porque la verdad es que no me dan los resultados de los análisis de sangre, así que no puedo saber cómo voy en general y si voy mejorando con los suplementos. Otros resultados si que me los anotan en el mutterpass, pero el análisis de sangre general no los he encontrado por ninguna parte.

Y eso es todo, ha sido una revisión general y cortísima porque andaban agobiados por la falta de personal. Así que me citaron para la siguiente revisión y poco más. Al menos esta vez no he tenido que pagar ninguna prueba.

Segunda cita ginecológica

La siguiente cita la tuve con la otra ginecóloga, la especialista, que es la que tiene el ecógrafo abdominal y puede medir más parámetros, y me hizo la ecografía morfológica. Se tiró un buen rato midiendo parámetros para ver si todo estaba correcto.

Esta cita era sólo para hacer la ecografía, no necesitaban muestras de nada ni me hicieron ningún otro control. Eso sí, en esta cita es donde te dicen el sexo del bebé. En mi caso, viene una niña 🙂

Para finalizar me preguntó si quería una foto, tiene que preguntar porque las fotos hay que pagarlas, le dije que sí y me sacó una. Aunque al final me libré de pagarla porque después de llevar un retraso de hora y media con la cita y de 3 quejas por nuestra parte, decidió “tener el detalle” de regalarme la única foto que me sacó…

Ecografía segundo trimestre de rumbo a la libertad
Esta es la ecografía que me dieron.

No he tenido que pagar nada en esta prueba, cuando salí de allí me temía recibir una carta sorpresa con una factura, pero no ha sido así. Esta ecografía la cubre el seguro.

Tercera cita ginecológica

Ha llegado el momento de hacer la temida prueba del azúcar. En mi anterior embarazo (en España) me negué a tomarme semejante chute de azúcar y no llegué nunca a hacerme la prueba (con la aprobación de la matrona). Y en este embarazo no iba a ser una excepción, no voy a beberme 75gr de azúcar del tirón (en España son 50gr), pero en esta ocasión me han ofrecido una alternativa. Debía ir en ayunas a sacarme sangre, ir a casa y desayunar normal, y volver a la hora para volver a sacarme sangre. Y así es como he hecho en esta ocasión la prueba del azúcar. Si sale algo raro en los resultados me llamarán, y si no recibo llamada alguna es que todo está bien. Nunca me llamaron, así que perfecto.

Aparte de eso, me han hecho más análisis de sangre (5 tubos en total), yo ya no sé ni qué pruebas me hacen y tampoco me dan ningún resultado… Si todo está bien no te dicen nada, así que supongo que en ese aspecto debo estar tranquila.

Y también ha tocado una dosis de lo de siempre, ya sabes, muestra de orina, control de peso y medición de la presión arterial.

Después de todo eso, me han llevado a una habitación y me han puesto las correas para medir el latido del feto y las contracciones. No sabía que en Alemania se hacía esta prueba tan pronto y no me la esperaba. Son unos 30 minutos de reposo con las correas puestas.

Por último, he vuelto a pasar con la ginecóloga para hacer el balance de la evolución del embarazo. Comprueba todos los resultados, me dice que está todo bien y por último me hace una ecografía, esta vez abdominal (hasta ahora pensaba que sólo disponía de ecógrafo vaginal).

Y para concluir con la última revisión del trimestre, me cita para la siguiente visita. Esta visita ha sido larga y llena de pruebas. En total habré estado hora y media larga, pero me han hecho una revisión completísima.

Sala de correas embarazo
Esta es la sala donde te ponen las correas.

Al final en el segundo trimestre no he tenido que pagar ninguna prueba, menos mal, porque en el primer trimestre ya desembolsé bastante dinero y me daba miedo pensar en el balance final del embarazo. Al menos puedo decir que el segundo trimestre ha sido totalmente gratuito (o pagado por el seguro).

En este trimestre es cuando he empezado a notar las patadas del bebé 🙂 Ha sido también un segundo trimestre de embarazo muy bueno, no tengo ningún tipo de molestias ni nada, de lo único que me tengo que preocupar es de buscar un nombre para el bebé.

¿Cómo fue tu segundo trimestre?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *