Los parques infantiles alemanes y sus diferencias con los españoles

Los parques infantiles alemanes y sus diferencias con los españoles

Desde que llegué a Alemania, no he parado de patearme todos los parques infantiles de la zona, es lo que tiene tener hijos, hay que sacarlos a jugar. Así que durante estos meses he ido descubriendo nuevos parques por la zona y otros un poco más alejados. Y, aunque no lo creas, hasta en los parques puedes ver diferencias entre los distintos países, cada uno tiene su estilo, y hoy te voy a enseñar cómo son los parques infantiles alemanes.

A simple vista, son parques con columpios como los que encuentras por España, unos con los típicos columpios de madera para niños pequeños con su tobogán, sube y baja y columpio, pero también los hay más originales, como en todas partes. Pero aún así, podemos observar algunas diferencias entre los parques infantiles de ambos países.

¿Cómo son los parques infantiles alemanes?

1. El suelo

Esto es lo primero que me llamó atención de los parques de columpios alemanes, el suelo sobre el que están montados. Puede parecer una tontería, pero ya estaba acostumbrada al suelo negro blandito que están colocando en todos los parques infantiles de España y en Alemania es difícil ver este material. También acostumbraba a ver suelo de césped artificial, y alguno que otro queda con el suelo de tierra de toda la vida.

Pues bien, en Alemania el suelo de los parques suele ser de tierra, pero una tierra fina, que es la que hay en los campos de aquí. Es una tierra fina que parece de playa, pero con alguna piedrecitas. Y cuando tamizan esa tierra (para quitarle las piedras) ya hay tierra más fina para los areneros.

Suelo de tierra en un parque alemán
Este parque está montado sobre el suelo natural que hay en Alemania, que es una arena como de playa pero con algunas piedrecitas.

Pero el suelo que más me llamó la atención fue un suelo de cortezas. De hecho, el primer parque que encontré fue uno de cortezas, todo el suelo con una capa generosa de cortezas, así tal cual. Eso nunca lo había visto en España y me pareció curioso, supongo que es su manera para “amortiguar” las caídas de los niños.

Suelo de cortezas en un parque infantil alemán
Aquí puedes ver el suelo de cortezas de este parque.

También he visto en algunos parques alemanes una pequeña zona con suelo negro blandito (que no sé cómo se llama ni de qué material es) o césped artificial. Pero sólo una pequeña zona, no cubriendo todo el parque, y en general es muy raro verlo. Lo habitual es encontrar suelo de tierra o de cortezas.

2. Tipos de columpios

Los tipos de columpios que encuentras en los típicos parque alemanes también se diferencian un poco de los que encuentras en los típicos parques españoles. En España lo normal es encontrarse el tobogán, el columpio típico (en el que nos hemos columpiado de toda la vida), y los que tienen un muelle abajo para que te balancees adelante y atrás.

Pues en los parques infantiles alemanes predominan otro tipo de columpios. También encontramos el típico tobogán, pero los columpios puedes encontrar los mismos que en España, un asiento de plástico o el de bebés, o uno muy grande y de red, este es muy habitual en Alemania y la verdad es que en España cuesta encontrarlos.

Tobogán de un parque alemán
Los toboganes alemanes no tienen ninguna peculiaridad.

 

Columpio de red típico alemán
Este es el columpio grande de red que encuentras en muchos parque de Alemania.

Y otra cosa que no falta en los parques alemanes es un arenero para bebés. Una zona acotada con arena fina para que los niños jueguen con los cubos. En España no sé lo que se suelen llevar los niños para jugar porque no me pilló la época de parques, pero aquí en Alemania casi todos van con su kit de cubo, pala y moldes para jugar en los areneros. Vaya, el mismo kit que se llevan los niños españoles a la playa.

Arenero de bebés en un parque alemán
Este es un arenero de uno de los parques. No son todos iguales, cada parque tiene su arenero peculiar, suelen ser diferentes.

El resto de columpios van variando según el parque pero tobogán, columpio (o el habitual o el de red grande) y arenero no suelen faltar en casi ninguno.

3. Parques especiales

He encontrado en Alemania un tipo de parque que nunca había visto en España, y son los parques de agua. Son zonas con una estructura de madera preparada para jugar con el agua. El agua sale de una bomba que tienes que ir bombeando y va circulando por unos canales hasta llenar diferentes recipientes a distintos niveles. Normalmente de ello se encargan los padres mientras los niños juegan.

Es un plan perfecto para los días que hace calor, y además, a los niños les encanta jugar con el agua, chapotear y hacer presas. Sólo he encontrado uno en mi ciudad y el suelo que tiene es de arena tamizada, bien finita, que parece de la playa de Cádiz.

Parque de agua alemán
Este es el parque de agua al que voy, es pequeñito, pero a los niños les encanta.

Voy a incluir también como parque especial aquellos jardines que tienen fuente, ya sea grande o pequeña. Ya que también es lugar de ocio para los niños. En este tipo de parques se suelen juntar familias a hacer picnics en el césped y es habitual ver que los niños utilizan la fuente a modo de piscina.

Cuando hace calor, es normal encontrar a algún niño jugando en una fuente mientras los padres descansan en el césped, como si fuera una piscina. Yo un día probé a llevar a Naím a bañarse en la fuente (viendo que era lo normal y que todos lo hacían) y la verdad es que no me gustó mucho, el suelo resbalaba demasiado y no lo veían muy seguro para un bebé. Además vimos que en las normal del jardín prohíben el baño… aún así cuando hace calor puedes ver la fuente llena de niños jugando en el agua.

Bañándonos en la fuente alemana
El único día que nos metimos en la fuente a refrescarnos.

Y por si te da pereza llevar a los niños a un parque, aquí todos los pisos tienen un jardín comunitario y privado, que suele tener juguetes, algún columpio y arenero. Sería el equivalente a las piscinas que tienen casi todos los bloques en España, que es sólo para propietarios.

En estos jardines se suelen organizar barbacoas de vecinos, la verdad es que en verano se le da mucho uso y siempre que bajas hay algún vecino con sus hijos disfrutando del jardín. Como también es un buen lugar para que tu hijo juegue y esté en contacto con otros niños, lo he decidido incluir como otra alternativa al parque.

Nosotros en el arenero del jardín
La familia al completo disfrutando de una tarde de juegos en el jardín de casa.

4. Otras curiosidades sobre los parques infantiles alemanes

Lo que más me ha llamado la atención de la cultura alemana es que las guarderías (o Kindergarten en alemán) tienen la costumbre de sacar de paseo a los niños. Es normal que si hace buen tiempo los parques se llenen por las mañanas de niños de guardería o preescolar, los parques más chulos son los que están más solicitados. Es una gran diferencia cultural porque esto es impensable en España.

Pero en Alemania es normal sacar a los alumnos a que jueguen a los parques, así que si hay alguna Kindergarten cerca de algún parque lo más probable es que te lo encuentres lleno por las mañanas. Y esos mismos parques se suelen llenar de nuevo por las tardes cuando los padres vuelven a sacar a sus hijos a jugar. Aquí básicamente los niños pequeños se pasan el día entero jugando, y me parece estupendo.

Carro alemán de kindergarten
Al fondo puedes ver cómo es el carro de paseo de las kindergarten. En ese en concreto caben 4 niños.

Y otro aspecto que en Andalucía no se acostumbra a ver, es colocarse en un césped con una manta o sábana bajo la sombra de un árbol para hacer un picnic o simplemente pasar la tarde al fresquito. Es algo que seguro que se hace en España también pero que yo no estoy acostumbrada a ver, por eso lo incluyo.

Sobre todo lo hacen grupos de jóvenes o padres que van con sus bebés y los sueltan en la manta para que se entretengan con el césped o juguetes. De hecho, si llegas a deshora, no encontrarás ni una sombra libre donde resguardarte del sol.

Pic nic en el césped alemán
Ese día pillamos una sombra para colocar las toallas 🙂

Como ves se pueden apreciar pequeñas diferencias culturales hasta en algo tan común como en los parques infantiles, cada país da su toque, y eso me gusta. De esta manera, si viajas en familia, hasta tus hijos alucinarán con los parques de otros países.

A mi lo que más me ha llamado la atención es encontrar suelo lleno de cortezas, los parques de agua, encontrar tantísimos areneros para bebés y que saquen de paseo a los niños de la guardería. Son cosas que nunca había visto en España y me resultan curiosas, porque en Alemania son habituales.

¿Cómo es el parque infantil más original que conoces en tu ciudad?

2 comentarios sobre “Los parques infantiles alemanes y sus diferencias con los españoles

  1. hola Davinia ! mi nombre es Valeria vivo en Argentina y encontré tu blog buscando como son los pisos de los parques infantiles en las distintas partes del mundo. Te cuento porque, tengo una niña de 5 años, hace una semana la llevé a una plaza de juegos la cual siempre contaba con arena en el sector de juegos, y cuando llegamos nos encontramos que lo habian sacado y en su lugar colocaron un piso duro como de corcho. Mi hija comenzo a jugar y se trepo a un pasamanos y se cayo y se fracturo el codo, esta con yeso y muy dolorida y estaba buscando para realizar la denuncia y demostrar porque en otros paises cuentan con otro tipo de piso que amortigue golpes y caidas. Me sirvio un monton lo que escribiste, Saludos.

    1. Siento lo que le pasó a tu hija. La verdad es que en Alemania la mayoría son de tierra o cortezas, sin embargo en España son de los blanditos de esos que describes. Supongo que cada país pone el que cree que es más seguro… Espero que tu hija se recupere pronto 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *