Visita al conservatorio de Cottbus

Visita al conservatorio de Cottbus

El sábado pasado estuve de visita en el conservatorio de Cottbus, un plan que me salió inesperadamente. La noche anterior me habían avisado de que iban a abrir sus puertas porque organizaban un evento gratuito en el que iban a dejar que los niños tocasen los instrumentos y además se iban a hacer actuaciones. Así que, por hacer algo diferente que de costumbre, decidí pasarme por el conservatorio a ver en qué consistía el evento.

No tenía ni idea de dónde estaba el conservatorio, pero resulta que está de paso a un parque al que voy bastante, ni le había echado cuentas, y eso que hasta viene señalado con un cartel que indica que es de interés turístico. Bueno, pues ya sé dónde está, y nada más llegar, pude ver en la puerta el cartel del evento: se trataba del Musikschulfest.

Conservatorio de Cottbus
Este es el conservatorio de Cottbus. La fachada tampoco llama la atención.

 

Musikschulfest

En la entrada encontré una mujer que se encargaba de dar la bienvenida a todos los visitantes, te entregaba el programa del evento y repartía caramelos a los niños. Me dio dos programas, en uno venía indicado en qué habitación se encontraba cada instrumento para ir a tocarlo, y en el otro podías ver el horario de las actuaciones que iban a tener lugar en el patio de fuera.

Programas del Misikshulfest

Lo que hice fue ir por los pasillos en busca de las habitaciones. Estaba todo bien indicado y de manera muy sencilla. En la puerta había un cartel bien grande con el nombre del instrumento y dentro había un profesor y varias muestras de ese instrumento (casi que no hacía falta el programa porque estaba bastante claro) para que lo pudieran tocar los niños.

La actividad consistía en que tú ibas de habitación en habitación con tus hijos, para que el profesor les explicara en qué consiste el instrumento que sea y les deje tocarlo de manera guiada para que los propios niños valoren si les gusta el instrumento o no, de cara a apuntarse para aprender a tocarlo.

Tras pasarme por varias habitaciones me di cuenta de que Naím era demasiado pequeño para esta actividad, él tiene sólo 16 meses y no entiende para qué sirven los instrumentos ni por qué se deben tocar de cierta manera. De todas formas, tampoco le llamó mucho la atención, ni hizo el intento por experimentar con ellos, pese a que algún profesor nos animó a probar.

También había una zona en la primera planta habilitada para que los alumnos interpretaran una pieza de música, actuaban en grupos del mismo instrumento, no mezclados. Entiendo que serían alumnos de la misma clase, que estudiaban juntos, y debían tocar allí para que en los pasillos se respirará el ritmo propio de un conservatorio. Y la verdad es que los niños que tocaron allí lo hacían realmente bien.

Actuación interior en el conservatorio de Cottbus
Una de los conciertos que daban los niños en el pasillo del conservatorio.

También encontré una habitación en la que no había ningún instrumento, pero se veía algún que otro muñeco, se trataba de la sala donde se inician los más pequeños. Allí dan clases de música una vez a la semana a los niños más pequeños (desconozco el rango de edad), y lo que hacen es enseñarles canciones infantiles y bailes. Una forma de introducirles en la música.

Cuando ya terminé de ver todas las habitaciones con los diferentes instrumentos, me fui al patio de fuera a ver las actuaciones de los niños. Al llegar me encontré al grupo de los niños más pequeños haciendo un baile al ritmo de la música, al estilo de las funciones escolares 🙂

Actuación exterior en el conservatorio de Cottbus
Así es cómo estaba montado “el escenario” en el patio del conservatorio.

Fuera estaba todo ambientado con los típicos puestos de comidas y bancos alemanes para sentarse a comer, la comida nunca falta en ningún tipo de evento alemán. Dejaron el centro del patio libre para que tuvieran lugar las distintas actuaciones.

Mesas alemanas para comer en los eventos
Este tipo de banquetas nunca falla, los vas a encontrar en cualquier evento en Alemania.

Básicamente el evento estaba centrado en dar a conocer a los niños los diferentes instrumentos que existen (o que se enseñan allí) para que los prueben y decidan cuál quieren aprender a tocar. Digamos que es un evento para captar nuevos alumnos. Desconozco si en España se organizan puertas abiertas de este estilo en los conservatorios, pero me parece una buena idea para poder decidir qué instrumento prefieres aprender.

De todas formas, tienen unas clases en las que les enseñan varios instrumentos, los niños se tiran un tiempo probando y aprendiendo a tocar diferentes instrumentos para que vean con cuál se sienten más cómodos y disfrutan más. Y cuando ya tienen claro cuál es el que quieren aprender, pues se apuntan a las clases definitivas.

Yo nunca he estudiado en un conservatorio, ni me llama la atención ningún instrumento, así que desconozco cómo funcionan en España y cómo es el proceso de apuntarse. Pero me ha parecido interesante contarte cómo es el conservatorio de Cottbus, ya que seguramente será un reflejo del funcionamiento de los conservatorios alemanes.

¿Tocas algún instrumento?

2 comentarios sobre “Visita al conservatorio de Cottbus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *