Cómo sobrevivir en una casa sin muebles tras la mudanza

A todos nos hace ilusión entrar en una casa sin muebles para decorarla a nuestro gusto. Visitamos las tiendas y soñamos con tener las habitaciones como la de los catálogos. Pero muchas veces esas ensoñaciones se ven interrumpidas por nuestro bolsillo. O tenemos que bajar el presupuesto o tenemos que irla llenando poco a poco.

Nosotros, al mudarnos a Alemania, nos hemos encontrado con una casa completamente vacía, puedes ver en el house tour que no traía ni los muebles de la cocina. Por lo que, sin desearlo, nos hemos visto obligados a amueblar la casa desde cero. Por un lado nos gusta la idea de tenerla a nuestro gusto, pero por otra nos da mucha pereza comprar todos los muebles para una casa temporal.

Nos mudamos a Alemania en marzo, y aunque no lo creas, a estas alturas seguimos sin tener la casa completa, nos faltan aún muchas cosas. Pero no nos queda otra que ir poco a poco, el bolsillo no da para más. Primero nos tenemos que preocupar de hacernos con lo básico y más adelante ya iremos a por lo extra, intentando no caer en caprichos.

En este proceso si que nos hemos dado cuenta de que hay un mínimo de mobiliario imprescindible con el que podrás pasar los primeros meses sin penar mucho. ¿Quieres saber qué cosas son? Te las cuento a continuación.

Mobiliario imprescindible para sobrevivir en una casa vacía

1. Ducha o bañera e inodoro

Afortunadamente la casa que hemos alquilado en Alemania tenía el baño completo, pero quizás no sea tu caso o te estás haciendo una casa desde cero.

Creo que estos elementos del baño son los mínimos para vivir en una casa y que la higiene no falte. Además la bañera o ducha te servirá para muchas otras cosas como para lavar la ropa o platos. Con esto podemos prescindir de lavabo o fregadero, al menos por un tiempo.

2. Colchones

En algún sitio habrá que dormir y descansar, y no es plan de pasar malas noches en el suelo. Esta es una de las grandes inversiones que tendrás que hacer al principio. Y no escasees mucho buscando uno económico, ten en cuenta que una vez que lo compres va a ser tu colchón durante muchos años.

A nosotros al principio nos prestaron un par de colchones usados y malísimos, los iban a tirar y los aprovechamos nosotros. Duramos con ellos una semana, no descansábamos bien y nos dolía la espalda. Para salir del paso y no encontrarte la casa vacía estupendo, pero tras una semana penando decidimos ir a comprar unos colchones nuevos en condiciones.

Y eso ya es otra cosa. Dormimos en unos colchones sobre el suelo, pero descansamos estupendamente. Por eso no te recomiendo penar, tu salud vale más, así que una de las primeras cosas que debes comprar es un buen colchón, tu salud lo agradecerá.

Colchones en el suelo

3. Frigorífico

Al principio nosotros prescindimos de frigorífico, como en Alemania aún hacía fresco, pues decidimos conservar la comida en la ventana. Pero claro, luego llegan días soleados y te lo estropea todo. Y si en tu ciudad hace calor, pues esta opción no te valdrá. Así que nada, toca hacerse también con un frigorífico.

Es el otro gran gasto que tendrás que hacer al principio junto con el colchón. El tener un frigorífico te aumenta aún más las opciones de comida que puedes hacer en casa. Al principio estará medio vacío, pero bueno, al menos no tendrás que tirar cada dos por tres comida que se te estropea, que no es plan.

4. Olla eléctrica y/o plancha

Al principio, cuando veas la casa tan vacía, seguramente decidas salir a comer fuera. Al principio vale, pero con el paso de los días te darás cuenta de que sale caro. A nosotros nos pasó, llegó un momento en que decidimos que era hora de cocinar en casa. Y en ese momento es cuando me alegré de tener la olla eléctrica y la plancha.

Con ellas podía cocinar, o al menos calentar comida de bote, freír filetes, sándwiches,… y comer por un precio más barato. Y si cuentas con algún cazo o algo así para mover y servir la comida, pues mejor. Es lo mínimo que necesitas para comer caliente en casa.

No teníamos ni platos ni cubiertos, al principio salíamos del paso con utensilios de plástico de usar y tirar, así también nos quitábamos de fregar más cacharros en la bañera (que muy cómodo no es).

 Plancha y olla eléctrica

5. Bombillas, alguna lámpara o linterna

La luz, no nos olvidemos de la luz, que de día ni le echamos cuentas pero cuando llega la noche… ¡Querrás ver por dónde pisas! Nosotros optamos por poner bombillas de bajo consumo, y ahí siguen, sin lámpara ni nada, que aún no ha llegado el momento de ir a por los detalles, pero por lo menos podemos ver por la noche.

A lo mejor te apañas con una linterna o la luz del móvil, pero si te haces con una lamparita o colocas algunas bombillas en las habitaciones principales, mejor.

6. Mesa

Quizás te estés preguntando si realmente es tan imprescindible una mesa, al fin y al cabo puedes conformarte con el suelo, pues bien, yo te digo que depende. ¿Tienes hijos? Porque si tienes bebés o niños pequeños, créeme, necesitarás una mesa para quitar las cosas de su alcance.

Nosotros nos hicimos con una tabla de las más malas y baratas de la tienda y un par de borriquetas, y con eso pudimos mantener las cosas a salvo de las zarpas del bebé.

mesa para quitar las cosas del alcance del bebé

Sé que para vivir cómodamente hacen falta muchas más cosas, pero para salir del paso las primeras semanas o meses, creo que es suficiente. Que seguro que el dinero no abunda y hay que dosificar el gasto.

Una vez que te vas haciendo con lo básico y tu cuenta se va reponiendo, pues ya puedes ir comprando el resto de cosas que veas que te van haciendo falta, pero en un principio quería que te hicieras a la idea de lo mínimo que necesitas. Yo hasta que no me vi en la casa vacía en Alemania, no fui consciente de ello.

¿Crees que me dejo algo atrás? ¿Echas en falta alguna otra cosa indispensable?

2 comentarios sobre “Cómo sobrevivir en una casa sin muebles tras la mudanza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *