Feria de Cottbus: una feria alemana

Feria de Cottbus

Hace un par de fines de semana tuvo lugar en mi ciudad el que, por lo visto, es el evento del año. Se celebró la feria de Cottbus (Cottbuser Stadtfest) y, por supuesto, allá que nos fuimos a curiosear cómo se lo montan los alemanes en sus ferias oficiales.

Acostumbrados a las largas ferias españolas (de entre 7 y 10 días), ésta nos ha parecido cortísima, sólo ha durado 3 días (16, 17 y 18 de junio), lo que viene a ser un fin de semana. Una feria 100% compatible con el calendario laboral. Nada de pillar días de fiesta, no, se celebra durante el fin de semana y así todo el mundo puede disfrutarla.

Aparte de la duración, hemos visto que aunque todas las ferias tienen los mismos componentes (atracciones, puestos de comida, de venta de ropa y juguetes,…), lo que es la esencia o la forma de ocio parece diferenciarse de lo que acostumbramos a ver en España.

Feria alemana

Nos hemos llevado la impresión de que es una feria para disfrutar en familia, con hijos. No he visto ni una caseta para bailar a modo de discoteca, ni la música a tope, ni gente joven haciendo botellón,… Pero si que había varios escenarios montados (creo haber contado 5) repartidos por la ciudad donde tenían lugar conciertos y exhibiciones de todo tipo: tanto grupos de música, bailes populares, coros, o exhibiciones deportivas,… de todo un poco y para todos los gustos.

Otro de los aspectos que me ha llamado mucho la atención es el volumen de la música, tanto de los escenarios como de las atracciones, es muchísimo más bajo que en España. Ponen el volumen justo para escuchar la música si estás cerca pero sin que te quedes sordo, y si te alejas, no las escuchas. Con este pequeño detalle nos hemos dado cuenta de que el excesivo volumen que se pone en España es innecesario, en algunos sitios se pasan con el volumen.

Actuación en la feria de Cottbus

Normalmente, las ferias en España se concentran en un recinto ferial y dentro se divide por zonas: zona de atracciones, de discotecas, de casetas de comida,…). Pues en la feria de Cottbus la distribución era diferente.

La feria que han montado en esta ciudad alemana no estaba concentrada en un recinto ferial, sino que ocupaba todo el centro de la ciudad, pero repartiéndolo todo en 5 zonas. Supongo que iba un poco por temáticas, pero no las tengo muy claras, salvo la zona infantil (que es donde más tiempo hemos pasado), esa si que la he visto claramente delimitada.

En cada zona había un poco de todo: escenario, atracciones y puestos de comida. De esta manera la gente estaba repartida por las distintas zonas y se podía pasear muy a gusto. No se han formado aglomeraciones de gente, nada de agobios, aunque esto quizás se deba porque la feria de aquí no ha llegado a reunir a tanta gente como lo hacen las ferias españolas, seguro que a la feria de Málaga acude más gente.

Feria alemana por zonas

Los precios de la comida y de las atracciones son los mismos que encuentras en España. Las atracciones rondaban los 2,50-3€ en general. En cuanto a la comida, había de todo, desde 1€ hasta 6,50€ por un plato. Eso sí, he visto mucha variedad para elegir, incluso puestos de comida de varios países. De hecho, el domingo montaron una zona con puestos de comidas del mundo representando un montón de países organizados por los estudiantes extranjeros.

No nos hemos llegado a montar en ninguna atracción, pero si que hemos catado la comida de la feria alemana. Y hay de todo, platos que parecen un timo y platos de buena relación “cantidad-precio”. Es cuestión de probar.

Típicas mesas alemanas para comer
Estas son las típicas mesas que se utilizan en Alemania para comer. Las verás en cualquier evento.

Y, para acabar, lo que más me ha llamado la atención y me ha gustado es que había un montón de actividades gratuitas para los niños: talleres, juguetes de todo tipo, castillos hinchables,… y todo GRATIS. Me ha parecido algo impensable en España, había mucha variedad. Y esas actividades infantiles han sido diferentes el sábado del domingo, así que los peques han podido variar de juegos.

Zona infantil con bloques de madera en la feria alemana

 

Zona infantil de la feria alemana

Pero ahí no se queda la cosa, estos alemanes cuidan hasta el más mínimo detalle. Y es que nada más entrar a la zona infantil (que la han colocado a lo largo de un parque) hemos encontrado carteles que indicaban claramente que esa era una zona libre de nicotina y alcohol, que aunque estuviera al aire libre prohibían el consumo de alcohol y fumar, algo que se agradece y mucho.

Zona libre de nicotina y alcohol

Nosotros hemos pasado un fin de semana de feria muy entretenido, fuimos el sábado y el domingo quisimos repetir (el viernes no porque empezó a llover bastante). Está muy bien montada y se respiraba un ambiente muy tranquilo y familiar. A nosotros nos ha gustado el concepto de feria que tienen aquí en Alemania, aunque supongo que también depende de la etapa de la vida en la que te encuentres 😉

Por nuestra parte, le damos un aprobado y el año que viene repetiremos.

¿Qué es lo que más te gusta de la feria de tu ciudad o pueblo?

3 comentarios sobre “Feria de Cottbus: una feria alemana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *