Flohmarkt: ¿qué puedes encontrar?

Flohmarkt en Alemania

El flohmarkt es un mercadillo o rastro donde se venden cosas usadas o de segunda mano en Alemania. Es exactamente igual que los que encuentras por España. La diferencia es que en España tienen un lugar fijo todas las semanas y en Alemania, a juzgar por el cartel anunciándolo, parece que se organizan cada X tiempo.

El sábado pasado estuvimos nosotros en el flohmarkt que organizaron en Cottbus. Nos llamó la atención que tuviera lugar en la feria de congresos (Messe), ya que en España siempre son al aire libre. Y la verdad es que con el tiempo que hizo, bien podría haberse celebrado fuera.

Fuimos con la intención de encontrar muebles para rellenar nuestra vacía casa, ya que me habían dicho que en el flohmarkt podría encontrar algo. Pero una vez allí nos dimos cuenta de que poco íbamos a encontrar para la casa…

Lo primero que nos llamó la atención fue que nos cobraran una entrada de 2€ por cabeza 0_0 No nos hizo mucha gracia, pero le dimos un voto de confianza, a ver que hay allí dentro.

Al primer vistazo ya nos sentimos estafados con la entrada. Muebles no había, pero es que tampoco tenía nada peculiar como para pedir una entrada. Nos pareció exactamente el mismo mercadillo de segunda mano que montan en España. De hecho, me recordó mucho al de San Fernando, por el tipo de cosas que venden, que, para nuestro gusto, es de poco interés. Por lo visto el de Fuengirola es mucho más interesante, así que dependerá de la ciudad.

¿Qué se vende en el Flohmarkt?

Se vende cualquier cosa de segunda mano que te parezca vendible. Libros, películas, ropa, juguetes, antigüedades, videojuegos,… Lo mismo que puedes encontrar en el de tu barrio, realmente no tienen nada de peculiar los de Alemania.

Lo que si me llamó la atención es que había muchos puestos donde se vendían vajillas de porcelana o cristal. Y no tenían pinta de ser usadas. La verdad es que no me fijé en los precios, así que no te puedo contar si allí había muchas gangas. Pero no tenían pinta de ello.

Viendo que no tenía nada de particular nos empezamos a sentir un poco estafados por la entrada, los 4€ nos estaban picando ya. El sitio era grande, eso si, pero lo que vendían de segunda mano tenía un aspecto descuidado que no nos motivaba a comprar.

Pero ahí no acaba la cosa… Yo iba cámara en mano fotografiando algunas cosas para enseñarte (ya que no vi ningún cartel que lo prohibiera) y me llamaron la atención un par de vendedores. Una me dijo que nada de fotos, vale, pero otro me vino corriendo desde la otra punta alterado a interrogarme, que por qué estaba haciendo fotos, para qué son,… :S

Esto me dio la sensación de estar en un mercado negro e ilegal por el que encima nos habían cobrado la entrada. ¡Qué mal rollo nos dio! Así que nos fuimos de allí por patas.

Nosotros nos sentimos timados en el flohmarkt de Cottbus. Te puede gustar más o menos lo que venden, pero que te cobren una entrada por mirar los puestos, cuando ya les cobrarán a los vendedores por estar allí, me parece demasiado. Vaya, que si vuelvo a ir a alguno tendrá que ser gratuito, porque nosotros no volvemos a pagar una entrada por ir a un flohmarkt, no merece la pena.

¿Te gustan los mercadillos de segunda mano que montan en tu ciudad? ¿Pagarías por verlos? Cuéntamelo en los comentarios, a lo mejor alguno de ellos merece más la pena que el que he visto en Cottbus.

2 comentarios sobre “Flohmarkt: ¿qué puedes encontrar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *