¿Cómo organizar una mudanza internacional? (I Parte)

Esto de preparar una mudanza a otro país es una locura, cuando parece que lo tienes todo pensado y bajo control empiezan a aparecer nuevos frentes, los planes se te desbarajustan y, para colmo, la casa está “patas arriba” y parece que no vas a aclararte nunca.

En un principio pensamos en llevarnos sólo lo imprescindible, pero teniendo en cuenta que la casa de Alemania se alquila sin muebles, pues es complicado descartar cosas que sabes que vas a utilizar (y menos mal que muebles no tenemos). Pero claro, todas esas cosas hay que llevarlas de San Fernando a Cottbus… ¿Cómo? Pues hemos estado barajando varias alternativas.

¿Cómo podemos llevarnos las pertenencias hasta Alemania?

Lo primero que se nos vino a la cabeza fue contactar con una empresa de mudanzas, pero quedó descartado al recibir las tarifas, unos 2000€ por aprovechar los huecos de un camión que no va completo hacia allá (lo que se conoce por “aprovechar el viaje”), un pasote.

Luego se nos ocurrió que podríamos colocar nuestras cosas en palés y enviarlas. Contactamos con varias empresas que hacen envíos de palés y los precios nos parecieron más razonables, unos 300€ por palé. Ya queda en nuestras manos utilizar los mínimos posibles.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que tenemos dos coches y nos los queremos llevar. Y si nos los llevan, podríamos cargarlos con cajas para ahorrar en palés. Nos pusimos a buscar empresas de transporte de coches, pero resulta que de Francia no pasan…

En este punto nos acordamos de uship, una web donde se ponen en contacto particulares con transportistas. Aquí encontramos a un usuario que se ofreció a llevarnos los dos coches conduciendo por 1000€ con todo incluido. Nos parece una buena oferta.

¡Pues listo! Podemos cargar los dos coches, que nos los lleven y lo que no nos quepa en ellos se monta en un palé y que nos lo envíe otra empresa, ¿no? Pues no es tan sencilla la solución.

Primer problema: ¿Sabes que en Alemania los coches deben llevar ruedas de invierno y de verano, según la estación? ¡¡¡Y te pueden multar!!! ¿Vamos a tener que comprar 8 ruedas nuevas? 0_0 ¡Menudo pastizal! Venga, otro gasto extra.

Segundo problema: ¿Dónde metemos las cosas que no nos vayamos a llevar? Vamos justos de tiempo para vender algo y a la familia no le hará mucha gracia que les llenemos la casa de trastos. Lo que se nos ha ocurrido es alquilar un trastero, que rondan los 50€.

Esto es sólo el principio…

Con todo esto medio decidido, se nos ocurre otra idea. Como no tenemos ganas de gastarnos un dineral en cambiar las ruedas de dos coches, pues estamos pensando en llevarnos sólo uno y alquilar un garaje para el otro en el aeropuerto, así cuando vengamos tendremos coche para desplazarnos libremente. Aunque esto supondría menos espacio para llevarnos las cosas y el gasto del alquiler…

Ahí andamos, dándole vueltas a la cabeza con todas las alternativas que se nos ocurren, ¿qué haremos al final? Ni idea, a medida que pasen los días y vayamos juntándolo todo en cajas supongo que se nos despejará la mente.

Ya te contaré cómo lo hemos hecho cuando llegue el momento, mientras tanto, seguiremos vaciando muebles y armarios, que no veas la cantidad de cosas que se llegan a acumular a lo tonto en una casa.

¡Venga, que ya queda menos!

3 comentarios sobre “¿Cómo organizar una mudanza internacional? (I Parte)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *