¡Al fin tengo blog!

Para ti es evidente, lo estás leyendo ahora mismo, pero llegar a este punto lleva su tiempo y comederos de cabeza. ¿Qué hago? ¿Empiezo un blog o no? Siempre le asaltan las dudas a una, pero aprovechando mi inminente mudanza se me ocurrió que sería una buena manera de tener a la familia al día de lo que vamos viviendo. Y quien sabe si algún día lo podré monetizar…

El caso es que ya tenía la idea sobre lo que quería escribir (nuestra vida en Alemania, viajes, logros que vaya consiguiendo con el blog y cosas diferentes que vayan ocurriendo), pero me faltaba el nombre, no se me ocurría ninguno que reflejara lo que quería. De echo, empecé a escribir los artículos en word hasta que me llegara la inspiración.

Y finalmente llegó la inspiración, pero en vez de a mi cabeza, se fue a la de Daniel… Como no, este hombre tiene “verborrea de ideas”, jajaja. La conversación ocurrió tal que así:

Yo estaba lavando los platos y se acercó Daniel a preguntarme:

  • ¿No querías documentar la mudanza en un blog?
  • Si, pero es que no se me ocurre ningún nombre, así que mientras lo estoy escribiendo todo en word.
  • Lo suyo es buscar algo genérico, no centrado en Alemania ni en nada en concreto.
  • Ya lo sé, esa es mi idea, quiero algo que refleje lo que quiero conseguir, pero no se me ocurre ningún nombre…
  • ¿Qué te parece algo como Rumbo a la Libertad?
  • Siiii, me encanta, algo así buscaba.
  • Voy a ver si está libre el dominio. – Pues si, ¿te lo compro?
  • ¬¬ Llevo varios días dándole vueltas a la cabeza y llegas tu y a la primera se te ocurre un nombre chulo… Sí claro, cómpramelo.
  • jajajajajaja

Y en menos de 2 horas me compró el dominio, me instaló el wordpress, se pilló el nombre en todas las redes sociales (facebook, Instagram, twitter y YouTube) y me instaló un e-mail. 0_0

¡Visto y no visto! Ahora me toca ponerlo atractivo (que lo haré poco a poco) y mientras iré actualizando el blog y las redes con las últimas noticias para que las fechas vayan más o menos al día con los hechos que van ocurriendo.

¿Te asaltan las mismas dudas? ¿Quieres empezar un blog pero no estás segura/o? ¡Hazlo! La inversión es mínima, 20€ al año que me cuesta el dominio e internet está lleno de tutoriales gratuitos. Yo sé crearlo, lentamente, pero sé, (ya me hice hace unos años uno). Pero en este caso me lo ha hecho Daniel para agilizar el proceso, que lo hace más rápido.

Por ahora mi objetivo es no perder la motivación para escribir y que el contenido te guste 🙂

Cuéntame, ¿cómo has llegado hasta este blog? ¿Has encontrado lo que buscabas? Y si ya tienes tu propio blog dime cuál es que estaré encantada de visitarte y leerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *